Sus dos hijos nunca fueron incluidos en caso

Alejandro y Yerutí Díaz Morínigo nunca fueron incluidos en el proceso por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero de sus padres Javier Díaz Verón y María Selva Morínigo, a pesar de que los dos figuran como accionistas de la empresa Canto Rodado SA, en la que integraron cada uno G. 500.000.000 pese a no tener siquiera 20 años de edad.

De acuerdo a los datos, la citada empresa fue integrada en el año 2013. María Selva Morínigo aportó G. 1.500.000.000, mientras que sus dos hijos G. 1.000.000.000 más. Pese a esto, Alejandro y Yerutí no están incluidos en el proceso por lavado de dinero.

María Selva, además, habría depositado en el sistema financiero G. 1.625.674.188 entre 2013 y 2017, cuyo origen no podría justificar. Con su esposo, realizó gastos por G. 2.138.642.856 que tampoco podría justificar. Díaz Verón, por su parte, tiene una diferencia de G. 1.147.058.591, que no puede justificar, en los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD