Declaran contingencia ambiental por cauces hídricos contaminados

La Secretaría del Ambiente (Seam) declaró “contingencia ambiental” ante la preocupación por el vertido inapropiado de residuos sólidos urbanos (RSU) en vertederos a cielo abierto y en especial en sitios cercanos a cauces hídricos. Los lugares donde se arrojan desperdicios deberán ser identificados por las propias municipalidades.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

La Resolución 584 de la Seam establece que las municipalidades, dentro de sus respectivos territorios, no solo deberán identificar los sitios de vertido inapropiado de residuos, también tendrán que recolectarlos y depositarlos en vertederos que operen con criterios de relleno sanitario acorde a la normativa vigente, con licencia ambiental expedida por el ente ambiental.

La declaración impone a las municipalidades presentar sus correspondientes programas de emergencia y planes de contingencia ambiental de manejo integral de los residuos sólidos ante la emergencia que pueda ser generada por la crecida de los ríos del país. Las propuestas deberán ser consideradas por la Seam para su aprobación o veto.

Los planes de contingencia deberán contar con aspectos fundamentales como la pileta de lixiviados, el módulo que se encuentra activo para la disposición de los residuos, caminos de acceso, sitios utilizados para la segregación por los recicladores, diques de contención, canales de colección de aguas pluviales, entre otras medidas a ser tenidas en cuenta.

El lugar donde se dispongan los residuos deberá contar además con análisis de agua, infiltraciones del lixiviado y el monitoreo del entorno adyacente al río Paraguay o cauces tributarios, a fin de prevenir los cambios de clima que se aproximan y las posibles inundaciones de las cercanías de los mismos.

Según la resolución, la Dirección de Fiscalización Ambiental Integrada (DFAI) y la Dirección General de Control de la Calidad Ambiental y de los Recursos Naturales (DGCCARN) serán las dependencias que fiscalizarán el cumplimiento de las obligaciones establecidas. Señala además que el incumplimiento de las obligaciones establecidas en la resolución de contingencia ambiental hará pasibles a los responsables de sanciones administrativas de hasta 20.000 jornales (unos G. 1.400 millones) y/o hasta cinco años de cárcel.

La contingencia ambiental se fijó por un plazo de 120 días contados a partir del 15 de diciembre.

La medida fue adoptada a partir de la solicitud realizada por los órganos técnicos de la Seam respecto a situaciones evidenciadas ante mala disposición de residuos en distintos lugares del territorio y sobre la base de la alerta emitida por la Dirección de Meteorología con el pronóstico de crecidas del río Paraguay para los próximos meses.

Recorren vertedero

El concejal electo Carlos Arregui recorrió ayer la zona del vertedero Cateura para interiorizarse sobre la situación en la que se encuentra el lugar, que recibe los residuos de Asunción. El edil mencionó que hay versiones que señalan que el lixiviado está muy cerca del cauce del río y otras, que vienen principalmente de la empresa Empo (cuyo gerente es Enrique Ortuoste), que indica que los taludes están reforzados y estos tienen resistencia.

Dijo que se formó una comisión que evaluará el conficto en el vertedero Cateura de manera de ofrecer una solución al impacto ambiental que podría derivar del colapso de la pileta de lixiviados, ubicada en la parte posterior del vertedero.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...