El adiós a pa’i Luis

Los restos del sacerdote italiano Luis Nardón, quien falleció el sábado, fueron depositados ayer en el cementerio de los salesianos, tras una emotiva misa que tuvo lugar en la parroquia Santo Domingo Savio de Fernando de la Mora. Varias personas participaron del sepelio.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/J233H4KXHVGVTN3OXIZWHHKUEA.jpg

El religioso salesiano llegó al país en 1954 y a los pocos años se internó en la región chaqueña, donde trabajó y sirvió por más de medio siglo a la comunidad. El pa’i Luis, como todos los conocían, trabajó en el departamento de Alto Paraguay hasta el año pasado.

El cura se enfocó principalmente en las comunidades indígenas de los Maskoy y los Ayoreos.

El arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, quien por varios años estuvo al frente del obispado de esa región chaqueña, comentó que el religioso italiano desde un primer momento se destacó por su vocación de entrega y su entrañable amor por los indígenas, en especial por los ayoreos.

PUBLICIDAD

Por su parte, el obispo del Chaco, Gabriel Escobar, señaló que pa’i Luis fue un misionero salesiano que amó la zona chaqueña. Resaltó que fue un ejemplo de entrega total a la tarea pastoral de evangelización, en todos los frentes y por sobre todo con los más humildes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD