Joven ratifica acoso, pero Kriskovich dice ser inocente

La estudiante María Belén Whittingslow, quien denunció por acoso sexual a Cristian Daniel Kriskovich, docente y representante de la Universidad Católica en el Consejo de la Magistratura, dijo que la táctica de su victimario ahora es amedrentarla. Sin embargo, el abogado contestó que la joven intenta dañar su imagen y le reclama US$ 450.000. La denuncia ya fue desestimada.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KJ5JGYNZBRCPBHBM6XGQ36SDD4.jpg

Whittingslow señaló que no dejó de recibir amedrentamiento por parte Kriskovich. “Entonces digo basta. Que haga mea culpa y admita lo que hizo”, dijo la estudiante que denunció el supuesto acoso del docente en noviembre de 2014 justo en momentos en que se la expulsaba como alumna de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción” (UC) por comprar calificaciones.

El caso reflotó esta semana porque Kriskovich fue convocado el jueves por la Cámara de Senadores para prestar juramento de rigor como miembro del Consejo de la Magistratura. Desde bien temprano a la mañana un grupo de personas hizo una representación teatral en repudio al docente frente al Congreso Nacional e incluso varios legisladores intentaron suspender el acto, pero finalmente el docente prestó el juramento.

La estudiante divulgó copias de mensajes telefónicos con escritos obscenos atribuidos a Kriskovich, que se viralizaron en las redes sociales.

De pasó aclaró que no compró ninguna nota y que su expulsión de la UC fue consecuencia de la denuncia pública que hizo contra Kriskovich.

Demandada

La joven fue demandada por el docente por la suma de 450.000 dólares “por dañar su imagen”.

Kriskovich afirmó en una nota remitida al Senado que la justicia ya desestimó la denuncia en su contra y que es cosa juzgada, además de negar todas las acusaciones en su contra. “Soy inocente”, expresó el abogado.

Sin embargo, la estudiante indicó que el docente le admitió en privado los mensajes enviados al teléfono celular.

En los mensajes, la joven afirma que Kriskovich le pedía supuestamente que se ponga disfraces obscenos, que quería tener relaciones sexuales “contra la pared” con ella, la invitaba a tomar whisky a su oficina, le pedía que sea su amante, entre otras expresiones, según declaró a ABC Cardinal.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD