Núñez renuncia pero Filártiga prefiere continuar en el cargo

Basilio Núñez, ministro asesor político del presidente Horacio Cartes, renunció ayer a su cargo para cumplir con la Constitución, según una nota de dimisión. El dirigente colorado de Villa Hayes es candidato a diputado, por lo que entiende que está inhabilitado a seguir como ministro. En cambio, Darío Filártiga, que tiene el mismo cargo y es candidato, no renunciará.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FFJDV3VQSNAZVMLOMIFOHDVA74.jpg

El Art. 198 de la Constitución, de “la inhabilidad relativa”, dispone que “no podrán ser electos senadores ni diputados los ministros del Poder Ejecutivo...”, por lo que Núñez considera que está impedido de seguir en el cargo al ser aspirante a diputado.

El citado artículo de la Carta Magna dice que también están inhabilitados: “...los subsecretarios de Estado; los presidentes de Consejos o administradores generales de los entes descentralizados, autónomos, autárquicos, binacionales o multinacionales, los de empresas con participación estatal mayoritaria, y los gobernadores e intendentes, si no renuncian a sus respectivos cargos y se les acepta las mismas por lo menos noventa días antes de la fecha de las elecciones”.

Ayer se cumplió el plazo constitucional, por lo que varios ministros, gobernadores e intendentes ya dejaron días atrás sus cargos al ser candidatos.

PUBLICIDAD

Otro ministro que renunció en la víspera fue Enrique Riera, a Educación. En su reemplazo fue designado como encargado de despacho Ricardo N. Zárate Rojas. En vez de Antonio Barrios, en Salud, fue designada encargada de despacho la viceministra de Salud, María Teresa Barán.

Por su parte, el también ministro asesor político de la Presidencia, Darío Filártiga, tiene un criterio distinto al de Núñez y no renunció a su cargo pese a ser candidato número 28 en la lista colorada al Senado. 

Explicó ayer que el Art. 198 de la Constitución no le afecta porque su título de ministro es por una cuestión protocolar. Dijo que su título de ministro no le da funciones administrativas, por lo que no maneja recursos económicos. Aseguró que si es elegido senador en las elecciones de abril, cosa que considera improbable por su ubicación en la nómina, sí renunciará a su cargo por la disposición del Art. 196 de la Constitución, que establece las incompatibilidades. Este artículo señala que podrán ser electos, pero no podrán ejercer funciones legislativas, los asesores de reparticiones públicas, entre otros empleados a sueldo del Estado o municipios, “mientras subsista la designación para dichos cargos”.

Otro que debe renunciar por ser candidato a senador es Justo Cárdenas, titular del Indert, investigado por la fiscalía por presunto enriquecimiento ilícito.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD