Innovar y crear

Laura Herreros es una artista visual prometedora. A pesar de su juventud, ya ha participado en varias exposiciones colectivas. Consciente de que hay que tener un estilo propio, transgrede esa norma y asegura que quiere crear para que cada nueva obra sea totalmente diferente.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2QXYP4NCNJGOZFJDFCO62BL4DQ.jpg

Nacida en Asunción, en 1998, la vinculación con la pintura de la emergente artista Laura Herreros Usher (20) comenzó a los tres años. Cuenta que su madre, Ana María Barrios, fue su fuente de inspiración. “La veía pintar, me entusiasmé y ya no paré”, recuerda. Con el tiempo, lo hizo en forma más profesional. Ahora ya comercializa sus pinturas. “Desde los 15 años ya empecé a vender mis obras. Algunas están en el hotel Maison Suisse”, comenta. 

Aunque se considera autodidacta, pues aprendió viendo pintar a su madre, realizó cursos de arte. “Estudié con Raquel Safuán; la artista Eugenia Ortigoza, de estilo realista; sus obras son increíbles; la Arq. Natalia Arias y el Prof. Tomás Salinas, quien pinta superbién”. 

Respecto a las técnicas que prefiere, cuenta que sus pinturas, en su mayoría, son al óleo, pero también utiliza técnicas mixtas. “De todo un poco. No quiero quedarme con un solo estilo”, expresa. Sus pinturas son alegres, festivas, con colores fuertes, como el rojo, naranja, azul, verde, entre otros, cuya combinación da como resultado tonos cálidos y fríos muy vibrantes. 

Se declara admiradora de los artistas paraguayos y algunos de los que la inspiran son Hilda Valenzano, Any Cazzola, Ocampos, Migliorisi. “Me fascina Jorge Valladares y sus gallos; la intensidad de sus colores. Saco la inspiración de cada uno. También Van Gogh y Monet, impresionistas, que es el estilo por el que más me inclino, por la intensidad de los colores”.

Estudiante de Economía en la Universidad Católica de Asunción, hasta ahora ha participado de exposiciones colectivas en el Centro Cultural de la Embajada del Brasil, Club Internacional de Tenis, Arte Espacio, Jockey Club y en eventos privados, aunque está planeando una individual para el año entrante. “Generalmente, se hace en esta época, pero se me atrasó, por eso la dejé para el año que viene”. 

Laura también tiene su lado altruista. Con Cazzolarte y Dibujotaller colectaron donaciones, como cartulinas, témperas y juguetes, para enseñar arte a los niños del comedor Ko’e˜ ju, de San Lorenzo. “Ya que Dios nos dio este don, hay que explotarlo al máximo”, asegura. Cuenta, además, que tiene planeado realizar un taller de pintura en enero próximo para niños, jóvenes y adultos en su atelier. “Quiero contratar a profesores y hacer todo lo que sea artístico”, enfatiza.

Revela que pintar le relaja y es una forma de escapar de la realidad. “El arte, para mí es una terapia, es crear. Me encanta innovar en cada obra y no quedarme con un mismo estilo”. 

Consciente de que hay que tener un estilo propio, transgrede esa norma y asegura que quiere crear para que cada nueva obra sea totalmente diferente. Innovar en cada una. “Me inspiro en los artistas compatriotas. Cada uno tiene un toque que me encanta”, revela.

Para la joven, todavía es difícil decidir si se dedicará íntegramente a su profesión de economista o al arte. “Aún estoy intentando colocar las dos actividades en mi vida, pero, en realidad, lo que estoy haciendo es aplicar mi economía al arte”. ¿Cómo es eso?, inquirimos. “Dicen que del arte no se puede vivir, pero, en realidad, sí se puede. El arte es comercial. Para mí, es una gran inspiración Félix (Toranzos) o Migliorisi, por ejemplo. Él hace cuadros increíbles que ves en los lugares más lindos de nuestro país”.

Sepa más 

Redes sociales: Laura Herreros @arthaus.py

mpalacios@abc.com.py