Pablo Medina fue asesinado por denunciar la narcopolítica

En la tarde del 16 de octubre del 2014, Pablo Medina fue emboscado y asesinado en un camino rural del distrito de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Curuguaty.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PSKZJFFRXNA33FA3SR3QBJ4LCE.jpg

Donde nuestro compañero era corresponsal hace 16 años.

En aquella ocasión, también perdió la vida la joven Antonia Maribel Almada, quien viajaba en el asiento del acompañante. La hermana de la joven, quien se encontraba en el asiento trasero de la camioneta, resultó ilesa del mortal ataque.

La Fiscalía acusó al exintendente de Ypejhú Vilmar “Neneco” Acosta de instigar el crimen, lo cual quedó probado en el juicio oral y público que concluyó con su condena a 39 años de encierro. Neneco se comunicó con la diputada cartista Cristina Villalba poco después de ser detenido.

El Tribunal concluyó que el móvil del crimen fueron las constantes publicaciones de nuestro corresponsal en Curuguaty, referentes al nexo entre el clan Acosta y el narcotráfico y distintos crímenes registrados en la zona. De hecho, Medina denunció públicamente las amenazas de Acosta.

La acusación sindica como autores materiales del crimen a Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Riveros, hermano y sobrino del político. El primero está prófugo, y el segundo está preso en el Brasil. 

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.