El rock paraguayo de aquel entonces

Una de las historias menos contadas es aquella sobre la génesis del rock nacional, cuyos precursores tuvieron que lidiar con mil y una limitaciones para que hoy día el género goce de alta popularidad. Hoy, sus protagonistas nos relatan al respecto.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KFUOUCIV4REPTP2XPTP2KRPMCA.jpg

En una amena reunión lograron juntarse tres generaciones del rock local: con la bandera de la década de los '60, Alcides Parodi, conocido como “Alcy Rock”; la década de los '70, representada por “Cachorrock” Sanabria, y Dany Zayas, uno de los íconos de los '80.

Una de las primeras incógnitas se suscita en torno a cuál fue el origen real del rock en Paraguay. La primera banda que contó con la popularidad y el arrastre para convertirse en la base fue Los Rebeldes, surgida a mediados de 1960.

Alcy relató que ellos fueron los primeros en la historia del rock nacional en inmortalizar sus creaciones en un material discográfico. Grabaron un 'single' con dos temas cada lado, es decir, cuatro canciones.

PUBLICIDAD

Para seguir tocando, la Asociación de Músicos les exigió, debido a la popularidad que tenían, que integren un tecladista en sus filas –relata Alcy -, entonces decidieron grabar el disco y en la portada incluyeron la fotografía de la banda con el quinto miembro, que tocaba los teclados.

La fama de Los Rebeldes superó las fronteras y llegó a oídos de conocidos músicos en Argentina, como Litto Nebbia, por aquel entonces pionero del rock argentino con su banda Los Gatos Salvajes (más tarde, Los Gatos).

Nebbia llegó hasta nuestro país y propuso a Los Rebeldes ir a tocar en Argentina. Asimismo -cuenta Alcy- recibieron propuestas para tocar también en Brasil, donde ya entrados los años '70 se radicaron definitivamente y fueron exitosos por mucho tiempo.

En nuestro país, Los Rebeldes gozaron de una gran fama entre 1967 y 1969.

Sin embargo, durante los '60 se destacaron también otras bandas que, a pesar de no haber dejado registro discográfico, formaron igualmente parte de los cimientos del rock paraguayo, como Los Brujos ('66), integrada por Pantaleón Vera, Nicolás Duarte y Luis Claró. Asimismo, Los Bravos ('68) y Los Buffalos ('69), la agrupación de los hermanos Elpidio y Felix Mendieta.

Esta última banda tomó su nombre de un avión militar estadounidense que aterrizó en Paraguay en la década del '60 para llevar soldados paraguayos al conflicto en Santo Domingo.

En un episodio muy especial de la historia, los rockeros crecieron a la par de las orquestas, las agrupaciones musicales por excelencia de la década de los '50 en adelante.

Dany comenta que al principio las orquestas se dividían en dos géneros: las típicas y las de jazz. Esas mismas orquestas entraban y hacían canciones típicas -polcas y guaranias- y luego tocaban jazz. Cuando empezaron a aparecer los instrumentos electrónicos en los '60, empezaron a adoptar otro carisma, pero mantuvieron el nombre de orquesta.

“Ahí es cuando los rockeros comenzaron a diferenciarse de las orquestas, porque ellos no tenían un fin comercial como aquellas. Ese es el orgullo del rockero: haber sobrevivido a todas esas penurias sin tener que haber torcido sus gustos musicales para gustarles a otros, esa fue la primera oleada del rock”, sostuvo Dany.

Con la primera oleada de valientes, de a poco empezaron a gestarse nuevas agrupaciones que pretendían ganarse un espacio en la arena de batalla.

Cachorrock rememora bandas como el Trío de Gladys ('74), rock hecho con instrumentos acústicos, integrado por los hermanos Gladys, Justy y Chiqui Velázquez; su propia agrupación, La Banda de la Luz Cósmica, integrada además por Roberto Thompson, Chester Swann, Beba (después esposa de Roberto) y Sharon Weaver.

También Ataúd, donde empezaron a sonar nombres como Marcial Congo y Nicodemus Espinoza, entre otros.

Otra de las agrupaciones que sonaron fuerte en el ocaso de esta década fue Faro Callejero, donde empezaron a consolidarse figuras como Roberto Thompson, Toti Morel, Justy Velázquez, Richard Albospino y Diego Gómez.

En 1970 se llevó a cabo el primer Festival de Música Beat, en el ahora desaparecido Estadio Comuneros, del cual participaron bandas como Los Aftermads, Los VIPs, Los Mau Mau, Les Scarbots, Equipo 87 y varios otros como Los Botones, de Roberto Thompson y Jorge Villalba Percy.

Se trató de una mezcla entre orquestas y grupos de rock, cuyos ganadores consiguieron grabar y editar un disco en la Argentina.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD