“Torres Cué”: entre payé y realidad

La obra teatral “Torres Cué: bajo la sombra de una bruja”, que actualmente se presenta en el Arlequín Teatro (Antequera 1061), revive desde la ficción un hecho real ocurrido hace más de tres décadas en un poblado del departamento de Caazapá.

"Torres Cué: bajo la sombra de una bruja" aborda desde la ficción un caso real ocurrido hace más de tres décadas en un poblado de Caazapá.
"Torres Cué: bajo la sombra de una bruja" aborda desde la ficción un caso real ocurrido hace más de tres décadas en un poblado de Caazapá.Pedro Gonzalez

Cargando...

“Torres Cué: bajo la sombra de una bruja” presenta en escena un caso digno del realismo mágico latinoamericano, en el que más de 30 mujeres fueron afectadas por un cuadro de neurosis colectiva y las autoridades decretaron una cuarentena sanitaria, en la que nadie podía entrar o salir del pueblo sin control.

Lea más: Una “aventura más allá del mar” se pone en marcha en el Teatro Latino

La obra, escrita por Marco Augusto Ferreira a partir de una idea de Genaro Riera Hunter y dirigida por Diego Mongelós, va reconstruyendo el caso como un rompecabezas. La puesta alterna las discusiones entre dos psicoanalistas (Pablo Ardissone y Félix Medina) y una psiquiatra (Tania Foschino), con los personajes del pueblo que van desentrañando el origen de esta neurosis colectiva.

Griselda (Alma Quiñonez), una asistente social que conversa con los pobladores, sirve de nexo entre las situaciones que se viven en Torres Cué y las discusiones que se dan (presumimos) en Asunción.

Fármacos, teorías de Freud y Lacan, payé, un parto difícil, pero sobre todo la deficiente atención sanitaria a esta población rural se ponen de relieve en esta obra. La puesta también ofrece una confrontación a un tema que sigue siendo tabú y penalizado en nuestra sociedad: el aborto.

“Torres Cué: bajo la sombra de una bruja” es una obra que nos invita a reflexionar sobre la salud mental y especialmente a pensar en cuánto hemos realmente avanzado como sociedad en lo que respecta a salud y educación para que no se repitan situaciones como las vividas en dicho poblado caazapeño.

La puesta ofrece sólidas actuaciones de un elenco conformado además por Techi Pereira, Vicky Benítez, Ruth Ferreira, Jazmín Mello, Arturo Arellano y Sol Bordón.

El diseño sonoro realizado por Rodrigo Quintás también contribuye a mantener al público en el clima de suspenso, así como el impecable diseño de luces de Martín Pizzichini.

La obra se presenta los viernes y sábados a las 21:00 y los domingos a las 20:00. Las entradas generales cuestan G. 90.000 y hay descuentos para psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...