“Aquellos que desean mi muerte”

Angelina Jolie protagoniza un decente thriller de acción sobre una desesperada persecución entre impresionantes parajes boscosos devorados por las llamas de la violencia.

Finn Little y Angelina Jolie en "Aquellos que desean mi muerte".
Finn Little y Angelina Jolie en "Aquellos que desean mi muerte".Warner Bros. Pictures

(Disponible en cines)

El actor convertido en guionista y luego director Taylor Sheridan, que ganó notoriedad con sus frías meditaciones sobre la capacidad humana para la empatía o la crueldad en filmes como Sicario, Sin nada que perder o Viento salvaje, regresa con otra historia de violencia ambientada en los espacios silvestres de los Estados Unidos, en lo que probablemente es su trabajo más “comercial” de los últimos años.

En Aquellos que desean mi muerte Sheridan relaja un poco su habitual amarga meditación sobre la naturaleza humana en situaciones sociales o económicas deshumanizadoras, y firma una película más centrada en el entretenimiento y la acción, más cercana en espíritu a un filme de suspenso de los ’90, aunque manteniendo ese impacto y crueldad naturalista en su violencia que ha caracterizado al cine de acción de este milenio.

La protagonista es Hannah (Angelina Jolie), una bombero especializada en el combate a incendios forestales en Montana, que vive sus días “automedicándose” - en sus propias palabras – con alcohol para amortiguar la sensación de culpa luego de un traumático incendio del que apenas sobrevivió, y en el que no pudo salvar a un grupo de niños.

Mientras tanto, un contador (Jake Weber) y su hijo (Finn Little) huyen de un par de tenaces sicarios (Aiden Gillan y Nicholas Hoult), y eventualmente Hannah se ve obligada a proteger al niño, mientras los asesinos causan adrede un masivo incendio forestal como cobertura para su sangrienta cacería.

Si hay algo que define el trabajo de Sheridan tanto en su faceta como guionista como en su trabajo como director – esta película es la segunda que dirige, luego de Viento salvaje – es que la violencia en sus filmes tiene impacto y consecuencia, y cada disparo que explota en sus tensos tiroteos se siente individualmente peligroso; sus tiroteos se sienten como los de un “western” aunque tengan armas automáticas, y las muertes se sienten súbitas y chocantes de una forma que no muchos realizadores saben plasmar en pantalla.

Y si bien en este nuevo filme Sheridan no parece tener demasiado en la cabeza en lo que se refiere a meditaciones filosóficas para acompañar esa violencia, lo reemplaza con una actitud más relajada “a lo Hollywood” que hace que a pesar de lo sangriento de los acontecimientos el filme se sienta más ligero que los ítems anteriores en su filmografía.

Este, después de todo, es un mundo en que una mujer con seis meses de embarazo puede pelear de igual a igual con un par de matones entrenados, y un incendio forestal persigue a los protagonistas como las nubes piroclásticas del volcán en Dante’s Peak o aquella secuencia en El día después de mañana en que Jake Gyllenhaal es perseguido por el frío.

A Sheridan le hace bien no tomarse tan en serio a sí mismo y a su trabajo de vez en cuando.

Angelina Jolie, volviendo al cine de acción por primera vez en más de diez años, hace un sólido trabajo interpretando a Hannah como una persona que está siendo lentamente corroída por una sensación inmerecida de culpa, y su odisea junto a Connor, el niño que debe proteger, le da a la película un potente núcleo emocional; ayuda el hecho de que el joven Finn Little está más que a la altura de su experimentada compañera de escenas, proyectando madurez a través del miedo, la rabia y la tristeza de los acontecimientos que se desatan a su alrededor.

Más allá de ellos, la película ostenta un envidiable reparto de personajes secundarios que no serán muy complejos pero siempre son entretenidos. Nunca deja de ser entretenido ver a Aiden Gillen como un villano, Jon Bernthal – como el alguacil exnovio de Hannah – para variar tiene la oportunidad de interpretar a un buen tipo sin complicaciones, y Medina Senghore es la sorpresa del filme que acaba llevándose la mejor secuencia de acción de la película.

Aquellos que desean mi muerte es de esas películas que un par de décadas atrás habrían gozado de una vida eterna de rotación periódica en los canales de cable, para ofrecer entretenimiento sin complejidad pero de calidad en esas tardes aburridas de fin de semana.

-------------------------------------------------------------------------------

AQUELLOS QUE DESEAN MI MUERTE (Those Who Wish Me Dead)

Dirigida por Taylor Sheridan

Escrita por Taylor Sheridan, Michael Koryta y Charles Leavitt (basada en una novela de Michael Koryta)

Producida por Taylor Sheridan, Garrett Basch, Aaron L. Gilbert, Kevin Turen y Steven Zaillian

Edición por Chad Galster

Dirección de fotografía por Ben Richardson

Banda sonora compuesta por Brian Tyler

Elenco: Angelina Jolie, Finn Little, Jon Bernthal, Aidan Gillen, Nicholas Hoult, Medina Senghore, Jake Weber, Tyler Perry, James Jordan, Tory Kittles, Boots Southerland