“Hipnosis: arma invisible”, un fracaso sin mitigantes

Un Ben Affleck en piloto automático protagoniza un burdo intento de thriller de suspenso y ciencia ficción que falla a la hora de generar tensión, espectáculo o un misterio cautivador.

Hipnosis arma invisible película Ben Affleck
Ben Affleck en "Hipnosis: Arma invisible".Relativity Media

Cargando...

Aunque la iniciativa del director Robert Rodríguez de salir de su nicho de intercalar producciones de acción ultraviolenta y filmes infantiles para encarar un thriller de ciencia ficción de alto concepto es admirable, Hipnosis: Arma invisible fracasa en casi todo lo que intenta lograr, demostrando una debilitante falta de energía, tensión y coherencia.

Lea más: Horarios de “Hipnosis: Arma invisible” en cines de Paraguay

La película sigue al detective Danny Rourke (Ben Affleck), quien aún está procesando el secuestro y asesinato de su hija cuando intenta detener un robo bancario que acaba hundiéndolo en una conspiración sobre un programa secreto del Gobierno y personas con superpoderes capaces de controlar a otras por medio de hipnosis.

Robert Rodríguez nunca ha sido el director más consistente del mundo en cuanto a la calidad de sus películas. De hecho, uno de los rasgos más definitorios de su filmografía es una distribución casi equitativa de muy buenos filmes como la trilogía El mariachi, Del crepúsculo al amanecer, Sin City o la más reciente Alita: Battle Angel; y tropiezos como Shark Boy y Lava Girl, la mayoría de la saga Mini espías o, en menor medida, las dos Machete.

Pero incluso sus fracasos por lo general suelen estar llenos de energía y creatividad, mal canalizada y ejecutada pero nunca ausente.

Hipnosis, en contraste, se mueve con ademanes robóticos entre torpes escenas de acción con aproximaciones muy pobres a los efectos especiales de Inception e interminables diálogos expositores por medio de los cuales Alice Braga, el habitualmente eléctrico William Fitchner y un particularmente desinteresado Ben Affleck tratan de hipnotizar al espectador para que crea que la historia conspiratoria del filme es interesante o ingeniosa.

El Ben Affleck apático es entretenido en forma de meme, pero en una película de hora y media es simplemente deprimente.

Un giro hacia la parte final de la película intenta recontextualizar los mediocres dos primeros tercios de una forma que es realmente ingeniosa y, por un brevísimo instante, parece augurar un final que valdrá la pena, pero ese giro no anula el hecho de que hay que atravesar una tediosa hora para llegar a él.

Y, peor aún, el final que sucede a ese giro es un desastre incoherente que termina por echar por tierra todo el escaso potencial al que la película aún se aferraba precariamente.

Hipnosis: Arma invisible es un desastre especialmente frustrante porque toda la gente delante y detrás de cámaras es capaz de muchísimo más y lo ha demostrado una y otra vez. Pero esto es un fracaso sin mitigantes.

Calificación: 1/5

---------------------------------------------------------------

HIPNOSIS: ARMA INVISIBLE

Título original: Hypnotic

Dirigida por Robert Rodríguez

Escrita por Robert Rodríguez y Max Borenstein

Producida por Robert Rodríguez, Guy Botham, Lisa Ellzey, Mark Gill, John Graham, Jeff Robinov y Racer Max

Edición por Robert Rodríguez

Dirección de fotografía por Robert Rodríguez y Pablo Berron

Banda sonora compuesta por Rebel Rodríguez

Elenco: Ben Affleck, Alice Braga, William Fitchner, J.D. Pardo, Dayo Okeniyi, Jeff Fahey, Jackie Earle Haley, Zane Holtz, Ruben Cabaalero, Kelly Frye, Sandy Avila, Hala Finley

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...