Cuáles son los alimentos más antiinflamatorios

Ideales para tu dieta, los alimentos antiinflamatorios pueden ayudarte a recuperar la silueta. En esta nota te contamos cuáles son.

Alimentos antiinflamatorios.
Alimentos antiinflamatorios.Shutterstock

El estrés, los malos hábitos de alimentación, las toxinas, el alcohol y el tabaco son algunos factores que pueden llevar a la inflamación de diferentes partes del cuerpo y provocar enfermedades como la artritis. Una buena alimentación puede ayudarnos a aliviar los síntomas (dolor, rigidez, cosquilleos) y cuidar de nuestras articulaciones. Estos son algunos de los alimentos ricos en antioxidantes, omega 3, fibra y sustancias antiinflamatorias que no pueden faltar en tu dieta.

Té verde: un potente antiinflamatorio

Una bebida rica en antioxidantes, minerales y vitaminas que ayuda a retrasar el envejecimiento celular y regular el estrés oxidativo, además de reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, aterosclerosis, diabetes y cáncer.

Por sus efectos antiinflamatorios se recomienda para tratar dolores de cabeza, fatiga, depresión y problemas digestivos. También se ha constatado su efecto en la quema de grasas; sobre todo asociado a la práctica de ejercicio físico. Se recomienda como mínimo una taza al día. Lo ideal es tomarlo fuera de las comidas.

Jengibre, perfecto para reducir la inflamación

Reduce la inflamación y los dolores musculares. Mejora también los problemas reumáticos que suelen empeorar con el frío y la humedad. Muy recomendado para personas que padecen de enfermedades cardiovasculares, fumadoras, las que tengan falta de vitalidad (pulso débil, palidez) y frioleras (especialmente en las manos y en los pies).

Lo podemos consumir de múltiples maneras: rallar la raíz cruda e incluirla en recetas de todo tipo, cortar un trocito de raíz y preparar una infusión para beber caliente o fría, pelada, incluirla en trocitos en la licuadora junto a jugos o batidos.

Frutos rojos, cargados de vitaminas

Los frutos rojos son pequeños tesoros surtidos de vitaminas, flavonoides, minerales y fitoquímicos antioxidantes, que nos protegen contra el daño de los radicales libres y pueden hacer grandes milagros por tu salud. Cuanto más intenso sea su color, más valor nutricional tendrán.

La frutilla, la frambuesa, las cerezas y también las uvas son buenos antiinflamatorios por su aporte en antocianinas.

Aguacate, un gran antioxidante

El aguacate, al igual que los frutos secos, destaca por su contenido en vitamina E; a la que se le atribuye un gran poder antioxidante.

Además, se ha descubierto que tiene grandes propiedades nutricionales. Es un alimento muy versátil en la cocina: se puede preparar como guarnición, ingrediente en una ensalada o para hacer el famoso guacamole mexicano.

Cebolla: alto poder diurético

Gracias a un compuesto llamado quercetina y un polifenol llamado antocianina, la cebolla es un alimento perfecto para la eliminación de radicales libres; además de su alto poder diurético, depurativo y antiséptico.

Brócoli: ¿anticancerígeno?

El brócoli es un alimento anticancerígeno, alcalinizante y antioxidante. Para conservar su poder antioxidante al máximo y conservar su color verde, hay que evitar su cocción en exceso, mejor hacerlo al vapor por unos minutos. Incluso se puede comer crudo.

Cítricos

En general, todas las frutas contienen un alto poder antiinflamatorio, pero los cítricos (naranjas, limones, kiwis, etc.) destacan por su alto aporte en vitamina C. La vitamina C (también llamada ácido ascórbico) es una vitamina hidrosoluble, es decir, soluble en agua, por lo que es difícil su acumulación, ya que se elimina por la orina.

Por su gran poder antioxidante, su papel en la formación de colágeno y tejido conjuntivo, cómo mejora la cicatrización y ayuda a la reparación después de un traumatismo es la razón por la que se utiliza en deportistas lesionados.

Pescado azul

El salmón, la caballa, el atún, las sardinas, las anchoas y el arenque, aun enlatados, son considerados alimentos antiinflamatorios porque aportan ácidos grasos insaturados, como el oleico, el linoléico y omega 3, grasas que ayudan a evitar la arterioesclerosis y favorecer la disminución de los niveles de colesterol en sangre.

Por tanto, se recomienda consumir 3 raciones a la semana. Además, el pescado es un alimento proteico, rico en minerales (fósforo, hierro, sodio, calcio, potasio, yodo, cobre y magnesio) y vitaminas del complejo B, que, en el caso del pescado azul, también contiene A y D.

Los pescados azules están muy recomendados en el caso de los deportistas, ya que a ellos les aporta energía y, además, los omega 3 son muy recomendados para evitar lesiones y mejorar la captación de oxígeno.

Piña: fruta diurética y desintoxicante

Además de ser una fruta diurética y desintoxicante, la piña se caracteriza por sus contenidos, de vitaminas C, B1, B6, ácido fólico y minerales como el sodio, potasio, calcio, magnesio, manganeso y hierro. Gran parte de su composición es agua y también tiene una cantidad importante de fibra.

Esto, sumado a que la piña es muy baja en calorías, hace que sea una fruta ideal para la dieta. La mayor parte de los beneficios de la piña se debe a la presencia de una enzima llamada bromelina. Esta enzima es un compuesto altamente antiinflamatorio, mejora la digestión y tiene la capacidad de destruir los parásitos intestinales.

Enlance copiado

Te puede interesar

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.