Italia exigirá el "certificado covid" a empleados públicos y privados

Roma, 15 sep (EFE).- El Gobierno italiano, que preside Mario Draghi, obligará a los empleados del sector público y privado a presentar en sus puestos de trabajo el certificado sanitario de coronavirus, una medida que el Consejo de Ministros aprobará previsiblemente el jueves y que hoy fue detallada a los sindicatos.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

"Nos han dicho que se aplicará el certificado sanitario para el sector público y privado", dijo el secretario general del sindicato UIL, Pierpaolo Bombardieri, al término de la reunión entre Draghi y las principales organizaciones de representantes de los trabajadores.

El llamado en Italia "pase verde" es el certificado sanitario, válido en papel o digital, que muestra que alguien ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, ha pasado la enfermedad o se ha realizado una prueba con resultado negativo en las 48 horas anteriores a presentarlo.

El país ya lo exige para determinadas circunstancias, como el acceso a restaurantes y bares, gimnasios, museos, convenciones o trenes y aviones.

A principios de septiembre, el primer ministro italiano y el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, se mostraron partidarios de hacer la vacunación obligatoria contra el coronavirus, pero el secretario general del mayor sindicato del país, CGIL, Maurizio Landini, aseguró este miércoles que Roma no contempla esta hipótesis por el momento.

"Hemos dicho al Gobierno, como ya habíamos hecho antes, que pensamos que el mejor camino es el de aprobar un procedimiento legislativo que obligue a la vacunación. En este contexto, hemos sido informados de que lo que están haciendo no prevé, por ahora, ese escenario. No lo excluyen, pero no está previsto por ahora", expuso.

Landini reivindicó que los empleados no pueden verse obligados "a pagar por trabajar", en referencia a las pruebas de COVID-19 que se deberán hacer aquellos que no estén inmunizados.

"No pedimos la gratuidad de las pruebas, solo decimos que quien trabaja no puede pagar por trabajar", argumentó.

Italia tiene actualmente al 74,61 % de la población de más de 12 años inmunizada contra el coronavirus.

La aplicación del certificado de vacunación es una cuestión que genera tensiones en las filas del Gobierno, especialmente con la ultraderechista Liga, cuyo líder, Matteo Salvini, trata de ganar el favor de un sector de la población que se opone a la vacunación y sostiene que este pase sanitario es una manera de forzar a la gente a inocularse las dosis si no quiere someterse a pruebas moleculares o de antígenos continuas.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05