Muere la periodista que recibió un disparo en la manifestación del 1 de mayo

(Actualiza con declaraciones del Gobierno) Santiago de Chile, 12 may (EFE).- La comunicadora y periodista Francisca Sandoval, quien recibió un disparo mientras informaba sobre una manifestación del Primero de Mayo en un barrio del centro de Santiago de Chile, murió este jueves tras 12 días luchando por su vida en el hospital, informaron a Efe fuentes médicas.

Sandoval sufrió el impacto en la cabeza durante los disturbios generados en el barrio de Meiggs por grupos violentos, al parecer vinculados a las mafias que actúan en la zona y que se aprovechan tanto de la venta ambulante como de la explotación de migrantes, cuando informaba para el medio local Canal 3 La Victoria.

Días después, miembros de los cuerpos de seguridad del Estado detuvieron al presunto autor del disparo, identificado como Marcelo Naranjo, que permanece en prisión preventiva y que podría ser acusado de homicidio doloso.

El incidente armado creó una gran conmoción en Chile hasta el punto de que el Gobierno condenó el acto y el presidente de la República, Gabriel Boric, se desplazó días atrás al centro hospitalario de la Ex Posta Central para interesarse por el estado de la periodista, de 31 años, y confortar a sus amigos y familiares.

Minutos después de conocerse el deceso, la ministra chilena de Interior, Izkia Siches, lamentó el trágico desenlace e instó a toda la sociedad chilena a trabajar unida para evitar que la violencia y la inseguridad se extiendan.

"Lamento el fallecimiento de Francisca, joven periodista que deja a un hijo pequeño, y he podido compartir con la familia el profundo dolor. Nadie sale a la calle esperando esto o que a un hijo le suceda esto”, subrayó.

“Nos habla del momento que atraviesa el país y de lo necesario que es un espacio de mayor orden, y eso requiere la voluntad de los distintos sectores para que personas como Francisca no terminen falleciendo o con heridas graves, y eso es un trabajo que no podemos hacer sólo como Gobierno”, agregó en de declaraciones a una radio local.

Desde distintos foros en el interior de Chile se exige a las fuerzas de seguridad, en particular al cuerpo de Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI) que incrementen su combate con las distintas bandas de crimen organizado que se han asentado en el país, dedicadas a todo tipo de tráfico ilegal, desde armas hasta drogas y personas.

Un incremento de su actividad delictiva que ha espoleado los delitos y extendido una sensación de mayor inseguridad.