Cinco meses sin noticias de la princesa de Tailandia, ingresada grave en un hospital

BANGKOK. La Casa Real de Tailandia mantiene desde hace cinco meses un silencio sepulcral sobre el estado de salud de la princesa Bajrakitiyabha, hija primogénita del rey de Tailandia y hospitalizada desde mediados de diciembre por un grave problema cardíaco.

La princesa Sirivannavari Nariratana, el príncipe Dipangkorn Rasmijoti, la princesa Bajrakitiyabha, el rey Maha Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun y la reina Suthida en Bangkok, en una forografía del 6 de mayo de 2019.
La princesa Sirivannavari Nariratana, el príncipe Dipangkorn Rasmijoti, la princesa Bajrakitiyabha, el rey Maha Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun y la reina Suthida en Bangkok, en una forografía del 6 de mayo de 2019.Shutterstock

Cargando...

Bajrakitiyabha, de 44 años y vista como posible heredera al trono, fue ingresada el 14 de diciembre tras perder el conocimiento mientras entrenaba a sus perros para una competición canina en la ciudad de Nakhon Ratchasima, a unos 250 kilómetros al noreste de Bangkok.

La Casa Real informó del percance al día siguiente pero no dio detalles de su estado hasta unos días después cuando dijo que se encontraba “estable hasta cierto punto” con varios órganos vitales, como su corazón, pulmones y riñones, dependiendo de máquinas para el funcionamiento.

Según el último comunicado publicado el 7 de enero, la princesa perdió súbitamente el conocimiento afectada por una bacteria microplasma que provocó la “inflamación del corazón” y una “alteración grave del ritmo cardíaco”.

Desde entonces ha cesado totalmente la información sobre la primogénita del rey Vajiralongkorn para quien las autoridades organizaron rezos multitudinarios y acudieron a depositar ofrendas para desear una pronta recuperación frente a grandes retratos de Bajrakitiyabha en medio de fuertes especulaciones sobre la gravedad de su estado.

Esos actos, que se prodigaron en edificios religiosos a lo largo del país, seis meses más tarde parecen formar parte del pasado e incluso ya no trascienden noticias sobre las visitas de su progenitor o sus familiares al hospital Chulalonkorn, en Bangkok, donde se encuentra ingresada.

Tailandia ha celebrado desde entonces con normalidad, entre otros eventos, las festividades del año nuevo budista y unas elecciones generales.

Falta de transparencia

La falta de transparencia sobre el estado de Bajrakitiyabha recuerda a la escasa información facilitada durante las largas temporadas que pasó ingresado el rey Bhumibol, padre del actual monarca y abuelo de la princesa, quien falleció en octubre de 2016 a los 88 años y tras siete décadas en el trono.

La conocida como ley de lesa majestad castiga con entre 3 y 15 años a quien difame, insulte o amenace al monarca de Tailandia, así como a la reina, heredero o regente, aunque en la práctica se extiende a toda la familia real y se traduce en una amplia autocensura en los medios cuando se informa sobre la Casa Real.

Una vida discreta

Bajrakitiyabha, nacida el 7 de diciembre de 1978, es la única hija del primer matrimonio del rey Vajiralongkorn con la princesa Soamsawali -prima hermana del actual monarca- y de quien se divorció en 1991.

Tras la ascensión al trono de su padre (en 2016), Bajrakitiyabha tomó un papel más prominente en las ceremonias y actos de la Casa Real y en representación del país, lo que se interpretó como un guiño ante la posibilidad de ser nombrada heredera de la Corona.

Doctora en derecho por la Universidad estadounidense de Chicago y licenciada en relaciones internacionales, la princesa, amante de la hípica, también se formó en algunas de las escuelas más elitistas de su país y en Inglaterra.

Además de la abogacía, ha ejercido como embajadora de Tailandia en Austria -entre 2012 y 2014- y ha ocupado varios cargos de representación del país en Naciones Unidas, entre otros en el organismo de la ONU para la Mujer y, más recientemente, en la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Soltera y sin hijos, Bajrakitiyabha se diferencia de su progenitor -protagonista de varios escándalos- por su vida discreta.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...