La misión de la Unión Africana en Somalia empieza la segunda fase de su retirada

Mogadiscio, 18 sep (EFE).- La Misión de Transición de la Unión Africana en Somalia (ATMIS), que lucha con las tropas somalíes contra el grupo yihadista Al Shabab, empezó el domingo la segunda fase de su retirada del país, un movimiento con el que busca traspasar gradualmente sus responsabilidades al Ejército somalí.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"Hemos sido testigos en el campo de batalla de acontecimientos en los que las fuerzas somalíes han demostrado su capacidad creciente para proteger el país", dijo el comandante de la base de operaciones avanzadas de la ATMIS en Bio Cadale (centro), el teniente coronel Philippe Butoyi, durante la ceremonia de entrega de ese puesto militar al Ejército de Somalia.

"Las fuerzas de seguridad somalíes, entrenadas profesionalmente y bien equipadas, están cambiando las reglas del juego en la lucha contra el terrorismo", aseguró Butoyi, según un comunicado de la misión emitido a última hora del pasado domingo.

Por su parte, el Ejército de Somalia agradeció los "sacrificios" de las tropas burundesas que gestionaban esa base militar para "defender nuestra tierra".

El puesto de Bio Cadale tiene como objetivo proteger a la ciudad de Jowhar, sede administrativa del estado de Hirshabelle, de los avances del grupo terrorista Al Shabab.

El pasado 30 de junio, la ATMIS terminó la primera fase de su retirada del país, después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas exigiese la salida de 2.000 de sus efectivos antes de esa fecha.

El Consejo de Seguridad de la ONU también pidió a la misión de la Unión Africana (UA) la salida de otros 3.000 de sus efectivos antes de finales del próximo mes de septiembre.

La retirada de las tropas de la UA coincide con una intensificación de las operaciones del Ejército somalí contra Al Shabab, después de que el presidente del país, Hassan Sheikh Mohamud, anunciase en agosto de 2022 una "guerra total" contra el grupo yihadista.

Desde entonces, las Fuerzas Armadas de Somalia, apoyadas por la ATMIS, han llevado a cabo intensas ofensivas contra los terroristas, en ocasiones con la colaboración militar de Estados Unidos.

Al Shabab, afiliado desde 2012 a Al Qaeda, perpetra a menudo ataques en Mogadiscio y otros puntos del país para derrocar al Gobierno central -respaldado por la comunidad internacional- e instaurar un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

El grupo controla zonas rurales del centro y sur de Somalia pese a que el Ejército pudo recuperar algunos de esos territorios en el último año, y ataca también a países vecinos como Kenia y Etiopía.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...