Varios soldados kenianos mueren al estrellarse un helicóptero que vigilaba a yihadistas

Nairobi, 19 sep (EFE).- Un número indeterminado de soldados de Kenia murieron anoche cuando el helicóptero en el que el patrullaban se estrelló en el este del país cerca de la frontera con Somalia, donde los ataques del grupo yihadista somalí Al Shabab han aumentado en el último año, confirmó hoy a EFE el Ejército keniano.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"La tripulación y otro personal militar a bordo formaban parte de un escuadrón de vigilancia aérea que apoyaba a las patrullas diurnas y nocturnas" en el bosque de Boni, escondite de yihadistas de Al Shabab, señaló el Ejército keniano en un comunicado.

EFE se puso en contacto con la portavoz de las Fuerzas Armadas de Kenia, Zipporah Kioko, que confirmó el accidente, pero dijo que no podía revelar la cifra de soldados fallecidos.

"No hemos dado ese número. No solemos dar esas cifras", señaló Kioko, sin dar más explicaciones.

Los hechos ocurrieron en el condado keniano de Lamu, fronterizo con Somalia, donde los ataques atribuidos a Al Shabab se han multiplicado en lo que va de año, dejando decenas de muertos.

El Ejército de Kenia invadió Somalia en octubre de 2011 tras una serie de secuestros atribuidos a Al Shabab en su territorio.

Poco después -en febrero de 2012-, las tropas kenianas se incorporaron a las fuerzas de la Unión Africana (UA) en Somalia, que combaten a los fundamentalistas junto al Ejército somalí.

Desde entonces, estos yihadistas, afiliados a la red terrorista Al Qaeda desde 2012, han perpetrado numerosos ataques en Kenia.

El ataque más grave de Al Shabab en territorio keniano ocurrió en abril de 2015, cuando 148 personas murieron en el asalto a la Universidad de Garissa (este).

Al Shabab perpetra a menudo atentados en la capital somalí, Mogadiscio, y otros puntos de Somalia para derrocar al Gobierno central -respaldado por la comunidad internacional- e instaurar por la fuerza un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

El grupo yihadista controla zonas rurales del centro y sur de Somalia, y ataca también a países vecinos como Kenia y Etiopía.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...