Sunak abogaba por dejar morir a la gente durante la pandemia, según el diario de un asesor

Londres, 20 nov (EFE).- El primer ministro británico, Rishi Sunak, pensaba que era aceptable dejar morir a los enfermos durante la pandemia de coronavirus, según extractos del diario del jefe de los asesores científicos del Gobierno divulgados este lunes por una comisión de investigación.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Según los escritos de Patrick Vallance, que encabezó la respuesta a la pandemia, el superasesor del entonces primer ministro Boris Johnson, Dominc Cummings, señaló en una reunión que a Sunak, entonces titular de Economía, "le parecía bien" dejar morir a la gente.

"DC (Cummings) dice que Rishi piensa que hay que dejar morir a la gente y que eso está bien", señalan las notas de Vallance.

Para el asesor científico, la situación en ese momento evidenciaba "una completa falta de liderazgo".

El propio Vallance compareció hoy ante la comisión que investiga los errores cometidos a la hora de afrontar el coronavirus, que ha revelado hasta el momento graves disfunciones en el funcionamiento de Downing Street.

El propio Johnson abogó por dejar a la covid "madurar" pese a que ello podía suponer la muerte de muchas personas.

"Reunión con el primer ministro. Comienza defendiendo que se deje todo madurar. Dice que sí, habrá más bajas, pero que así sea: 'Tuvieron una buena oportunidad", escribió Vallance.

En sus diarios, Vallance describe especialmente el día "caótico" del 25 de octubre de 2020, cuando se decidió un segundo confinamiento nacional.

También relata la resistencia de Johnson a un nuevo confinamiento, pese al consejo adverso de sus asesores, quienes le conminaban a explicar a la gente lo que ello supondría.

"El PM (primer ministro) vuelve a decir: 'A la mayoría de los que mueren les había llegado la hora de todas formas", escribió el científico jefe del Ejecutivo.

Preguntado por el abogado Andrew O'Connor, Vallance admitió que "a veces era muy difícil" trabajar con Johnson, quien no entendía y cuestionaba los datos pues "la ciencia no era su fuerte".

La pesquisa sobre la gestión de una crisis que causó más de 226.000 muertes en el Reino Unido no tiene la misión de hallar culpables, sino que eventualmente emitirá recomendaciones para mejorar el sistema, aunque el Gobierno no está obligado a adoptarlas.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...