El alcalde de Padua que registra a hijos de dos madres: "Quiero mi conciencia tranquila"

(Corrige el nombre del alcalde de Roma, que es Roberto no Rodolfo)Marta Rullán Roma, 21 nov (EFE).- A pesar de la oposición del Gobierno italiano, Sergio Giordani, alcalde de Padua (Véneto, norte), inscribe en el registro civil a los hijos de dos madres porque considera que su deber es "proteger la dignidad de las personas" y también porque, como abuelo de cuatro nietos, quiere "tener la conciencia tranquila".

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Giordani, de 70 años, es un independiente de centro-izquierda que lleva seis años al frente del Ayuntamiento tras ser reelegido en 2022 con casi el 60 % de los votos y en una entrevista con EFE explica que no puede "mirar hacia otro lado" porque "esos niños existen" y "el interés del menor prevalece por encima de todo".

Su determinación a la hora de negarse a cumplir las directrices del Ejecutivo de la ultraderechista Giorgia Meloni le ha convertido en un símbolo para las familias con progenitores LGBTQI, al igual que otros regidores progresistas, como los de Milán, Beppe Sala, y Roma, Roberto Gualtieri.

Esos niños existen

En enero pasado, el Gobierno de Meloni ordenó a los alcaldes que dejaran de inscribir a los hijos de dos madres, como habían hecho en los últimos años aprovechando un vacío legal, pero Giordani hizo caso omiso.

"Desde 2017 transcribo las partidas de nacimiento de las hijas y los hijos de dos madres (...) porque ante un grave vacío legislativo no puedo mirar hacia otro lado, lavándome las manos; porque juré sobre la Constitución y creo que en ella están todos los elementos que, aplicando el sentido común y no la ideología, llevan a proteger a estos pequeñas y pequeños", asegura.

Ahora, la Fiscalía de Padua ha llevado a los tribunales a las 33 parejas de mujeres que registraron a sus hijos, 37 menores de entre 40 días y 8 años que pueden perder a uno de sus progenitores si la Justicia cancela los derechos de las mujeres que no les dieron a luz.

"Estos niños existen, tienen a su alrededor un núcleo familiar formado tanto por las dos madres que los quisieron como por el contexto familiar más amplio en el que viven desde su nacimiento. Algunos, los que inscribí en 2017, ya tienen seis años, van a la escuela: ¿cómo podemos decirles que una de sus madres ya no lo es? ¿cómo podemos pedirles que dejen de usar ese apellido?".

Para Giordani, la decisión del Gobierno de Meloni causa "un daño objetivo, no es un punto de vista".

"Y luego hay situaciones aún más dramáticas: una de las madres involucradas en estos recursos ha hecho público que está enferma de cáncer de mama, que tiene miedo de no sobrevivir y que está aterrorizada por la idea de que si ella falta, su hija será huérfana porque su pareja ya no será la segunda madre. Se debe reflexionar sobre esto", recalca.

Un enfrentamiento ideológico

Respecto a la falta de acción de los gobiernos anteriores para llenar ese vacío legal, el alcalde es tajante: "Desgraciadamente, no se ha hecho nada porque se ha ideologizado de forma exacerbada y se ha instrumentalizado por motivos políticos. Cuando se trata de personas, sobre todo de niños, debería prevalecer el sentido común".

En un asunto de gran impacto internacional, Italia, que ni siquiera cuenta con una ley contra la homofobia, paralizada en el Parlamento desde hace años, se muestra muy rezagada respecto a sus vecinos en la lucha por los derechos del colectivo LGTBQI.

"La evolución de la sociedad siempre ha ido por delante de las intervenciones del legislador, tanto en Italia como en el extranjero. La diferencia es tal vez que en nuestro país, sobre todo en estos temas, hay un fuerte enfrentamiento ideológico que se suma a una lentitud histórica en la actualización de nuestras leyes. Sin duda, la sensibilidad de la gente va por delante de nuestra legislación".

La Fiscalía, en una inesperada decisión, aceptó en la última audiencia enviar el caso al Tribunal Constitucional para que se pronuncie sobre las inscripciones realizadas por el alcalde de Padua.

"Soy un hombre de Estado, voy a respetar todas las decisiones de la Justicia y debo decir que las últimas audiencias y la posición de la misma Fiscalía (...) van en la dirección correcta, la de corroborar la acción de los alcaldes a partir de los principios que emanan de la Carta Constitucional", subraya Giordani.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...