Responsable ministerial se reunió con hijo del presidente luso por presunto trato de favor

(Actualiza con comunicado del presidente)Lisboa, 7 dic (EFE).- El exsecretario de Estado de Sanidad portugués António Lacerda Sales supuestamente se reunió con Nuno Rebelo de Sousa, el hijo del presidente Marcelo Rebelo de Sousa, cuando se produjo un presunto trato de favor a unas gemelas luso-brasileñas en un hospital, en un caso que ha salpicado al mandatario.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Así lo revelaron este jueves las cadenas de televisión TVI y CNN Portugal, que señalaron que, cuando se produjo ese presunto encuentro en el Ministerio de Sanidad, Lacerda Sales era todavía secretario de Estado.

La Presidencia de Portugal publicó poco después de la difusión de esas informaciones un comunicado en el que se afirma, "tras la noticia surgida hoy", que el mandatario "no tenía conocimiento de ninguna gestión realizada con el Ministerio de Salud en el caso de las gemelas luso-brasileñas después de haber enviado el expediente a la oficina del primer ministro el 31 de octubre de 2019".

Preguntado al respecto por TVI y CNN Portugal, Lacerda Sales, ahora diputado socialista, ni confirmó ni desmintió las alegaciones que le implican, "porque son situaciones que deben ser abordadas en sitios privados, nunca deben ser tratadas en plazas públicas".

El lunes pasado, Marcelo Rebelo de Sousa dijo que colabora en la investigación de la Fiscalía del país sobre unas gemelas luso-brasileñas con una enfermedad rara que habrían sido tratadas en un hospital de Lisboa supuestamente por mediación suya y negó cualquier intervención en el caso.

El presidente explicó que ha remitido al Ministerio Público toda la documentación encontrada en los servidores de la Casa Civil (un servicio de apoyo técnico y de información de la Presidencia) sobre el caso, que incluye un correo electrónico que su propio hijo le envió en 2019 para preguntarle si las niñas podían ser tratadas en Portugal.

El caso fue destapado por TVI, que elaboró un reportaje en el que entrevistó a la madre de las dos niñas, Daniela Martins, cuyas hijas tienen atrofia muscular espinal.

Las niñas, que residían en Brasil, recibieron en 2020 un tratamiento valorado en 4 millones de euros en el hospital público de Santa María, en Lisboa.

La madre dijo haber contactado, para que la ayudara, con la nuera de Rebelo de Sousa, aunque no hizo mención al propio mandatario.

El presidente aseguró entonces que no estaba implicado ni intentó interferir en el tratamiento de las menores, mensaje en el que insistió el lunes, si bien ha reconocido que al consultar toda la documentación se ha constatado que recibió un correo electrónico de su hijo del que no se acordaba.

"Mi hijo me envió un email que decía que un grupo de amigos de la familia de las gemelas estaba intentando que fueran tratadas en Portugal", explicó.

Ese mismo día, remitió el mensaje al jefe de la Casa Civil, como hace con los "miles" de casos y peticiones de ayuda que le llegan, aseguró.

Tras varios intercambios de correos electrónicos entre la Casa Civil, el hospital y el hijo del presidente, se le informó que el Sistema Nacional de Salud (SNS) luso da prioridad a personas que residen o se encuentran en Portugal.

A partir de ahí, no hubo más intervención de la Presidencia, garantizó Rebelo de Sousa.

Según CNN Portugal, la médica que prescribió un medicamento de 4 millones de euros (unos 4,3 millones de dólares) a las gemelas escribió en tres registros oficiales que la primera consulta de las niñas fue fijada por petición del entonces secretario de Estado de Salud, Lacerda Sales.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...