Meloni presume de fuerza en el cierre de la fiesta de su partido de cara a las europeas

Roma, 17 dic (EFE).- La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, clausuró hoy la fiesta anual de su partido, los ultraderechistas Hermanos de Italia (FdI), presumiendo de la fuerza de su coalición de Gobierno antes de las elecciones europeas de junio de 2024.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1987

"El Gobierno de derechas guiado por FdI tendrá Italia con la cabeza alta, los zapatos llenos de barro y las manos limpias", avisó Meloni durante la intervención de unos 70 minutos con la que cerró "Atreju", la fiesta anual de su formación.

La primera mujer en gobernar Italia calificó como "memorable cita con la historia" las elecciones al Parlamento Europeo y criticó las "elucubraciones tácticas" de la prensa sobre las coaliciones que se formarán en Bruselas y su efecto en la estabilidad de Roma.

Esto porque cada uno de los partidos del Gobierno forman parte de grupos europeos distintos: Meloni al Grupo de los Conservadores y Reformistas (ECR), la Liga de Matteo Salvini al Partido Identidad y Democracia (ID) y Forza Italia al Partido Popular Europeo (PPE).

Meloni presumió de gestión tras un año en el poder, prometió "desalojos inmediatos" de las propiedades ocupadas y avanzó que "pronto" el 'vientre de alquiler' será un delito "internacionalmente punibles" en Italia porque, subrayó, "los hijos no son un negocio".

La primera ministra, que en 2024 deberá presidir el G7, insistió asimismo en su intención de seguir "con sus aliados junto al pueblo ucraniano que lucha para defenderse de una Rusia nostálgica del imperialismo soviético".

En estos cuatro días, "Atreju", a los pies del Castel Sant'Angelo de Roma, ha condensado la ideología de la derecha italiana y atraído a numerosos exponentes políticos y empresariales del extranjero.

Esta "fiesta" fue fundada en 1998 por la propia Meloni no como un foro político exclusivo de la derecha sino que en el pasado se escucharon a importantes líderes de izquierda como los ex primeros ministros Romano Prodi y Enrico Letta, del Partido Demócrata (PD).

No obstante, la nueva líder de esta formación, Elly Schlein, jefa de la oposición, ha rechazado participar en el evento: "Yo siempre estoy abierta al debate, también con Meloni (...) Pero no comparto escenario con nostálgicos del fascismo y del franquismo", dijo.

Se refería a la presencia del líder del partido ultraderechista español VOX, Santiago Abascal, que había dicho en su reciente visita a Argentina que "habrá un momento dado que el pueblo querrá colgarlo de los pies" al presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez.

Abascal aprovechó su presencia en Roma para acusar a la prensa de manipular sus palabras y asegurar que no quiere que se cuelgue de los pies a nadie, tampoco a "los traidores".

Meloni arremetió contra la oposición de izquierdas y pidió a Schlein "no insultar" a quienes acuden a "Atreju".

Por "Atreju" pasó también el primer ministro británico, Rishi Sunak, acogido por Meloni como "un amigo" y con quien reforzó un eje contra la inmigración irregular, acordando financiar un primer programa italo-británico para repatriar inmigrantes desde Túnez.

Y el primer ministro socialdemócrata de Albania, Edi Rama, con quien Meloni mantiene una excelente relación y que ha ofrecido a Italia construir dos centros de acogida de inmigrantes en su territorio para ayudarla a gestionar el fenómeno, aunque el acuerdo ha sido congelado por el Tribunal Constitucional de Tirana.

El momento álgido de este foro conservador, que debe su nombre al protagonista del libro fantástico "La historia interminable" (1979), Atreyu, fue la aparición de "Mister X", como había sido anunciado durante días el magnate dueño de Tesla y SpaceX, Elon Musk.

El empresario apareció sobre el escenario con uno de sus hijos en sus hombros, suscitando algunas críticas, para en primera instancia recomendar "tener hijos" para garantizar la futura generación y denunciar la caída demográfica en países occidentales como Italia.

El dueño de la red social X, la antigua Twitter, se presentó como "ambientalista" pero aconsejó no prescindir de los combustibles fósiles en el breve y medio plazo de tiempo y llamó a no caer en pesimismos climáticos, a tener "esperanza en el futuro".

Pero también recomendó al público de "Atreju" no importar a Europa desde Estados Unidos "el virus woke", de la concienciación política y social.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...