Macron ficha a la sarkozista Dati para el nuevo Gobierno y mantiene a los pesos pesados

París, 11 ene (EFE).- La exministra sarkozista Rachida Dati será la nueva ministra de Cultura del Gobierno nombrado este jueves por el presidente francés, Emmanuel Macron, en el que se mantienen los pesos pesados de su partido, el liberal Renacimiento.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Los titulares de Interior, Gerald Darmanin; Economía, Bruno Le Maire; Justicia, Éric Dupont-Moretti; y Defensa, Sébastien Lecornu, representantes de las diferentes facciones del macronismo, mantienen sus carteras en el nuevo Ejecutivo.

Dos días después del nombramiento del exmilitante socialista Gabriel Attal al frente del Ejecutivo, la llegada de Dati, que bajo la presidencia del conservador Nicolas Sarkozy ocupó el Ministerio de Justicia entre 2007 y 2009, se interpreta como un claro giro a la derecha del presidente, que además ha dejado fuera de su nuevo Gobierno a los representantes más progresistas de su partido.

Es el caso del hasta ahora titular de Transportes, Clément Baume, que lideró un amago de rebelión a mediados del mes pasado contra la ley de inmigración, que finalmente fue adoptada gracias al respaldo de la extrema derecha.

Y también del ministro de Trabajo, Oliver Dussopt; de la responsable de Transición Energética, Agnès Pannier-Runacher, y de la titular de Cultura, Rima Abdul-Malak, que deja su puesto a Dati.

Esta última mostró su deseo de no abandonar el partido conservador Los Republicanos, aunque su líder, Éric Ciotti, anunció su expulsión inmediatamente después de su nombramiento.

Impronta sarkozista

Considerada como una figura muy cercana a Nicolas Sarkozy, Dati era ahora líder de la oposición en el Ayuntamiento de París a la socialista Anne Hidalgo.

La nueva ministra de Cultura será una de los tres miembros del nuevo gabinete que ya fueron ministros con Sarkozy, junto con Darmain y Le Maire, a los que se suma Catherine Vautrin, que fue vicepresidente de la Asamblea Nacional con ese mismo presidente.

En el nuevo gabinete, Vautrin se hará con una gran cartera social que incluirá las funciones de Trabajo, Sanidad y Solidaridad.

Es un claro signo de la apuesta por la derecha de Macron para su nuevo Gobierno, en el que la actual ministra de Deportes, Amélie Oudea-Castera, suma las funciones de Educación que hasta ahora tenía el nuevo primer ministro, Gabriel Attal.

En un año clave para los deportes con la perspectiva de los Juegos Olímpicos de París en verano, la ex tenista ve reforzada su posición en el Gobierno.

En Exteriores, Catherine Colonna deja el puesto tras 20 meses en el cargo y será sustituida por el eurodiputado Stéphane Séjourné, que era el favorito para encabezar el cartel electoral del partido de Macron para las europeas de junio, en las que la extrema derecha es la favorita de las encuestas.

El nombramiento de Séjourné, que también ha sido la pareja del actual primer ministro, supone además la salida de la última mujer de uno de los principales ministerios, que estarán todos ocupados por hombres.

Siguen en sus cargos los titulares de Agricultura, Marc Fesnau, Transición Ecológica, Christophe Béchu, y Universidades e Investigación, Sylvie Ratailleau.

Relevo también al frente de la portavocía del Ejecutivo, de la que sale Olivier Veran, que fue ministro de Sanidad durante la pandemia de covid-19 y que deja su puesto a Prisca Thévenot, quien hasta ahora era secretaria de Estado de Juventud.

El Elíseo anunció un gobierno de apenas once miembros, a los que se suma la portavoz y otras dos ministras delegadas, Aurore Bergé, encargada de igualdad entre hombres y mujeres, y Marie Lebec, responsable de Relaciones con el Parlamento, un puesto clave ante la ausencia de mayoría parlamentaria del partido de Macron.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...