ALBA repudia "apropiación indebida" del avión venezolano-iraní "secuestrado" en Argentina

Caracas, 11 feb (EFE).- La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) repudió este domingo la "apropiación indebida" del avión venezolano-iraní "secuestrado" en Argentina -a donde llegó en junio de 2022-, y lamentó que el Gobierno de ese país "se preste para este tipo de prácticas que transgreden la soberanía y el principio de no injerencia".

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

En un comunicado, la alianza regional expresó su "firme repudio a las acciones que buscan consumar el robo de la aeronave".

La ALBA, prosiguió, respalda las acciones legales, diplomáticas y políticas que las instituciones venezolanas "han emprendido para evitar la apropiación ilegal de sus activos".

A su juicio, esta "agresión es otra de las consecuencias de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos, que atentan contra la soberanía de Venezuela y violan los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas y del derecho internacional".

La Justicia argentina había ordenado a principio de este año el decomiso del avión en respuesta a una solicitud formulada en octubre de 2022 por la Corte del Distrito de Columbia de Estados Unidos, que pidió a las autoridades argentinas la confiscación de la aeronave, objeto de investigación por posibles vínculos con el terrorismo internacional.

La aeronave, un Boeing 747 Dreamliner de carga, fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial de la estatal venezolana Conviasa, empresas que están sancionadas por el Departamento del Tesoro de EE.UU.

La tripulación, conformada por 5 iraníes y 14 venezolanos, fue retenida inicialmente en Argentina y luego puesta en libertad por falta de evidencia.

Según dijeron el sábado a EFE fuentes oficiales de Argentina, un diplomático venezolano dejó este país después de haber sido declarado persona no grata, tras protagonizar un confuso episodio con el avión, que permanece bajo custodia en Buenos Aires.

De acuerdo con las fuentes, el segundo de la Embajada de Venezuela en Buenos Aires violó la seguridad del avión, al sacarle fotos el martes pasado acompañado por un funcionario de la Administración Nacional de Aviación Civil, un episodio que investiga el juez federal Federico Villena, el mismo que tiene el caso del origen de ese vuelo.

El diplomático fue advertido por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria de Argentina, quienes se acercaron para impedir que siguiera fotografiando la aeronave, fue declarado persona no grata por el Gobierno argentino y dejó el país dentro de las 48 horas siguientes, explicaron las fuentes.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...