La conmoción electoral en Pakistán empeora con el partido de Khan llamando a protestas

Islamabad, 11 feb (EFE). - La agitación del país por las muy cuestionadas elecciones del pasado jueves se profundizó este domingo cuando la formación del opositor preso Imran Khan, convocó protestas en las calles para exigir la impugnación de los resultados, mientras sus rivales tratan de formar un gobierno de coalición.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Aunque los candidatos de la exestrella de críquet obtuvieron la primera mayoría con cerca de 100 escaños, su partido, el Pakistán Tehreek-e-Insaf (PTI) denuncia que la Comisión Electoral manipuló los resultados para impedir que las fuerzas de Khan consiguieron una mayoría simple de 133 para gobernar en solitario.

El triunfo de los aliados de Khan en las urnas fue una sorpresa para Pakistán, donde se daba por hecho que el encarcelamiento, la arremetida judicial y la desarticulación del partido, debilitaría al lider opositor.

También porque su principal rival, el tres veces ex primer ministro Nawaz Sharif tenía el tácito apoyo del Ejército paquistaní, visto por décadas como el poder establecido que quita y pone gobiernos.

El hecho de que la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N) de Sharif quedó de segundo, con 75 escaños, perturba la reputación de los militares y demuestra que el respaldo popular de Khan es más poderoso de lo que estimaba la mayoría de los análisis.

Khan ha estado al frente de una ola de manifestaciones callejeras contra la intervención del Ejército desde que fue expulsado del Gobierno en abril de 2022 con una moción de censura.

Los resultados aumentan la turbulencia

Varios partidos políticos, incluido el PTI de Khan, protagonizaron este domingo protestas en todo el país contra un supuesto fraude en las elecciones generales del jueves.

Las principales protestas la organizaron los partidarios del PTI frente a las oficinas de la Comisión Electoral en las ciudades de Islamabad, Rawalpindi, Peshawar y Lahore, donde se llevó a cabo el conteo de votos.

Varias de las manifestaciones acabaron reprimidas por las autoridades.

"La policía disparó bombas lacrimógenas contra manifestantes pacíficos en Rawalpindi y también arrestó a nuestros partidarios en diferentes ciudades", dijo a EFE el portavoz del PTI Ahmed Janjua, que no precisó detalles de las detenciones.

Hasta hace unos días, el PTI había evitado manifestaciones públicas por temor a la represión y el arresto de sus seguidores. Sin embargo, el amplio respaldo a sus candidatos en las elecciones del pasado jueves, ha aumentado el ánimo de los seguidores.

La policía de Islamabad impuso medidas especiales en la capital nacional que prohíben cualquier “reunión ilegal”, para evitar la agitación.

Los resultados

Según el informe provisional de la Comisión Electoral de Pakistán (EPC), completado hoy, cuatro días después de las elecciones, los independientes, en su mayoría respaldados por el PTI, obtuvieron la primera mayoría con 101 escaños de los 265 en la carrera.

Detrás de ellos está la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N), con 75 escaños. El Partido Popular de Pakistán (PPP) de Bilawal Bhutto-Zardari va detrás con 54 miembros.

Ningún partido reunió mayoría suficiente para formar un gobierno en solitario, por lo que todos los ojos están puestos en la formación de alianzas para constituir una mayoría.

La presión del PTI intenta no solo la impugnación de decenas de circunscripciones, también la liberación de Khan, a quien se le impidió ser candidato y que está desde agosto pasado encarcelado con cientos de casos judiciales y tres condenas que suman unos 20 años de prisión.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...