Kiev protesta por vertido de grano en la frontera y Varsovia anuncia nuevas inspecciones

Kiev, 12 feb (EFE).- El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmitró Kuleba, pidió hoy a las autoridades polacas que tomen medidas para que los agricultores que ayer vertieron grano ucraniano en la frontera entre ambos países rindan cuentas por su "provocación", mientras que el Gobierno en Varsovia anunció un endurecimiento de las inspecciones para aplacar al sector agrícola.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

“El vertido de grano ucraniano en la frontera polaca es inaceptable”, escribió Kuleba en su cuenta de la red social X. “Por el bien de las relaciones ucraniano-polacas, quienes han perpetrado esta provocación deben rendir cuentas por sus actos”, añadió el jefe de la diplomacia ucraniana.

“Cualquier granjero debe saber cuánto trabajo supone producir grano, especialmente en tiempo de guerra”, señaló también Kuleba.

El alcalde de la ciudad ucraniana de Leópolis, Andrí Sadoví, publicó en Telegram una fotografía del grano vertido por los agricultores que protestaban contra la entrada en el país de productos ucranianos y les calificó de "provocadores prorrusos".

Por su parte, el viceministro polaco de Agricultura, Michał Kołodziejczak, anunció este lunes en Varsovia que ha endurecer las inspecciones para vigilar el tránsito de los cereales ucranianos a través de Polonia desde el momento de su entrada y "uno a uno" para evitar fraudes.

Según dijo Kołodziejczak, la mayor parte del grano que entra desde Ucrania "no ha sido analizado" y "los exámenes a los que se somete a esta mercancía" cuando entra en Polonia "son lamentables", por lo que "no hay que confiar en ningún empresario importador o exportador, por muchas pruebas documentales que presente".

Polonia solo permite la entrada en su territorio de productos agroalimenticios de Ucrania si están destinados a ser vendidos en un tercer país, pero el Gobierno ha denunciado en varias ocasiones la existencia de fraudes por parte de empresarios polacos que sortean esta prohibición, adquiriendo cereales que han recalado en terceros países.

En este sentido, el viceministro indicó que, cuando un cargamento de cereal ucraniano llega a Alemania y, tras ser examinado, resulta ser de mala calidad, "en el 99 por ciento de las veces regresa a Polonia como mercancía de procedencia europea" y "acaba en las mesas polacas".

Además, el Ministerio de Agricultura polaco creará una plataforma de información a través de la cual los agricultores podrán denunciar cualquier irregularidad que detecten directamente mediante un formulario electrónico o por teléfono.

El vertido de cereal ucraniano se produjo ayer en el paso fronterizo de Dorohusk, donde los piquetes polacos reanudaron la semana pasada los bloqueos que habían levantado durante algún tiempo ante la promesa del Gobierno de aprobar parte de sus reivindicaciones, que están sin embargo pendientes de obtener luz verde de Bruselas.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...