Mediador en Países Bajos ve “base común” para formar gobierno y pide negociar

La Haya, 12 feb (EFE).- Los partidos de centroderecha que han estado hablando con el ultraderechista neerlandés Geert Wilders de la posibilidad de formar gobierno tienen “una base común” para alcanzar acuerdos, pero deben empezar a negociar la forma que tendrá ese ejecutivo, probablemente en minoría, según las conclusiones presentadas hoy al Parlamento.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

El socialdemócrata neerlandés Ronald Plasterk, que ha moderado las reuniones los últimos dos meses, presentó hoy un informe a la Cámara en el que señaló que aún existen "grandes diferencias" entre la extrema derecha PVV, el liberal VVD, el democristiano NSC, y el partido de los granjeros BBB, pero cree que aún pueden negociar alguna fórmula que permita formar gobierno.

“Me complace informarles de que puedo responder con un 'sí' a la primera parte de mi tarea, que consiste en determinar si existe una base común para salvaguardar la Constitución, los derechos fundamentales y el Estado constitucional democrático”, escribió Plasterk en una carta al Parlamento, que debatirá el miércoles su informe.

No obstante, admitió que “también existen diferencias importantes, y sólo una ronda de diálogo completa en la que se lleven a cabo negociaciones completas podrá dejar claro si las partes son capaces y quieren encontrarse en un acuerdo final” que permita formar gobierno en Países Bajos, gobernado por un Ejecutivo en funciones desde el pasado julio.

La semana pasada, el democristiano Pieter Omtzigt, líder de NSC, decidió interrumpir la ronda de conversaciones por diferencias sobre el “estado de las finanzas públicas”, por lo que descartó formar una coalición de gobierno con la ultraderecha, pero sí ofreció apoyo puntual a un gabinete en minorías.

Dada la retirada de Omtzigt, el socialdemócrata Plasterk instó al Parlamento a pedir a los partidos iniciar directamente negociaciones para formar un futuro gobierno, y determinar ellos mismos durante ese diálogo de qué forma cooperarán en ese posible gabinete.

“Es de suma importancia para nuestro país que se forme rápidamente un gabinete que haga justicia a los resultados electorales, incluidos los cambios importantes que han tenido lugar. Por eso recomiendo que la próxima ronda -basada en parte en los debates mantenidos y en los resultados mostrados en este informe-tenga como objetivo formar dicho gobierno”, añadió.

A mediados de enero, Wilders retiró tres proyectos de ley que había enviado al Parlamento, como la penalización del Corán y la asistencia a escuelas islámicas, lo que encajó sobre todo en las exigencias de Omtzigt, quien había dicho que no negociaría con Wilders mientras los temas antidemocráticos continúen en su programa.

Plasterk señaló hoy que NSC mantiene su posición de que “la distancia en materia del Estado de derecho” con el PVV es grande como para participar en una coalición, pero sí existen posibilidades de cooperar de alguna otra manera, como dando apoyo parlamentario puntual a un gabinete liderado por Wilders.

Además, según el informe, los cuatro partidos ya habían alcanzado principios de acuerdo sobre cuestiones de derecho fundamentales, como que todas las religiones, incluido el islam, están sujetas a la libertad de culto en Países Bajos, y se comprometieron a “proteger y respetar” las instituciones independientes, como el poder judicial, la ciencia y los medios de comunicación.

Wilders ganó las elecciones de noviembre con 37 de los 150 escaños del Parlamento, lo que le da prioridad para formar gobierno.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...