París, Berlín y Varsovia quieren más Europa de la defensa, sin competir con la OTAN

París, 12 feb (EFE).- Los jefes de la diplomacia de Francia, Alemania y Polonia subrayaron este lunes que los países de la Unión Europea tienen que imbricar más sus políticas de defensa, en particular en el terreno industrial y de compras de armamento, pero sin entrar a competir con la OTAN y sin prescindir de EE.UU.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

En reacción a las declaraciones de Donald Trump, que durante un acto de campaña dio a entender que no sólo no defendería a los países socios de la OTAN que no pagan por su seguridad, sino que incitaría a Rusia a atacarles, los ministros de estos tres países europeos que forman el llamado Triángulo de Weimar, hicieron hincapié en los deberes de los europeos para coordinarse más.

El ministro polaco, Radoslaw Sikorski, el país de los tres con una tradición más atlantista, fue el más vehemente con Trump.

Dirigiéndose al expresidente estadounidense y de nuevo candidato a la Casa Blanca, explicó que le diría que "la Alianza Atlántica no es un contrato con una empresa de seguridad" y que la primera ocasión en que se recurrió al famoso artículo 4 de la OTAN, el que activa la ayuda de todos sus miembros cuando alguno es atacado, fue tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos.

Recordó que entonces Polonia envió una brigada a Afganistán después de que el Gobierno de George Bush decidió que había que acabar con el régimen de los talibán porque se consideraba que allí se habían concebido y preparado los atentados, y luego "no envió la factura a Washington".

Antes de eso, el responsable polaco de Asuntos Exteriores había recordado que su país gasta el 3 % de su producto interior bruto (PIB) en defensa, de forma que sí que cumple con creces con el objetivo de al menos un 2 % fijado por la Alianza Atlántica.

Sobre esas mismas palabras de Trump, su colega alemana, Annalena Baerbock, puso el acento en que "en tanto que europeos, hay que ser más responsables de la seguridad y la defensa" propias, pero también en que las cosas ya han empezado a cambiar.

Afirmó que los europeos tienen que hacer compras conjuntas de material militar, pero también reagrupar sus fuerzas, aunque puntualizó que todo eso no significa competir con la OTAN, que calificó de "seguro de vida".

A su juicio, la historia está mostrando que "la OTAN tiene un pilar importante en Europa" que cobra peso.

El ministro francés, Stéphane Séjourné, explicó que la seguridad de los europeos no puede quedar en cuestión cada cuatro años, cuando hay elecciones en Estados Unidos. Eso significa que la UE debe construir por sí misma una industria militar y deben estar "preparados para un conflicto".

En cualquier caso, el jefe de la diplomacia francesa insistió en que no renuncia a convencer "al conjunto de los candidatos" en Estados Unidos de "la pertinencia de la OTAN". Aunque añadió que al mismo tiempo "hay que prepararse al escenario descrito por Donald Trump" y no se puede perder tiempo.

Sikorski, que tiene previsto viajar próximamente a Estados Unidos, avanzó que tiene intención de transmitir el mensaje de que lo que no hay que hacer es dividir a los europeos.

E hizo alusión a que, en una antigua función, un alto responsable del Pentágono al que no quiso identificar incitaba a los europeos a reforzar su defensa por su propia seguridad.

Para el ministro polaco, Estados Unidos es el primer interesado en que Europa asuma su defensa: "es un desafío conjunto".

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...