El partido de Khan nominará un candidato a primer ministro de Pakistán sin alianzas

Islamabad, 13 feb (EFE).- El partido Pakistán Tehreek-e-Insaf (PTI), del ex primer ministro encarcelado Imran Khan, anunció este martes que nominará a un uno de sus líderes como candidato a primer ministro en Pakistán, tras unas convulsas elecciones, pese a no contar con apoyos suficientes.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"El partido ha acordado nominar candidatos a primer ministro, presidente de la Asamblea Nacional (NA, Parlamento) y otros puestos parlamentarios importantes por su cuenta", dijo este martes a EFE el portavoz de la formación, Ahmed Janjua, descartando alianzas con otras formaciones.

El partido por el momento no tiene los nombres de los candidatos que sustituirán en funciones a Khan, que lleva desde el pasado agosto encarcelado, pero sí tiene claro que "no va a hacer ninguna alianza con ningún partido", agregó.

El portavoz indicó que se han establecido comités especiales para la formación de un gobierno regional en las provincias de Punjab y Khyber Pakhtunkhwa, donde el partido ha obtenido el mayor número de escaños.

La primera mayoría de las elecciones del pasado jueves está en manos de un grupo de independientes respaldados por el PTI, cerca de cien. Sin embargo una fuerza política requiere de 133 representantes electos para formar mayoría.

Manipulación electoral

El PTI celebró ayer, además, una reunión de su directiva en la que decidió acudir a la justicia para la impugnación de resultados en ciertos distritos electorales ya que, según afirmaron en un escrito, disponen de pruebas de que sus candidatos perdieron su escaño por una "flagrante manipulación postelectoral".

"Resistiremos firmemente en todos los niveles los intentos antidemocráticos, ilegales, apolíticos e inmorales de entregar Pakistán a los criminales robando el mandato público", indicó la cúpula del PTI en el comunicado.

El partido de Khan culpó de esta manipulación electoral al poderoso Ejército de Pakistán, visto como el verdadero poder del país, para favorecer la victoria de la Liga Musulmana de Pakistán-N (PML-N) y asegurar el poder a su candidato, el tres veces primer ministro Nawaz Sharif.

La Red de Elecciones Libres y Justas (FAFEN, en inglés), una organización no gubernamental que supervisa asuntos electorales y parlamentarios, instó ayer al organismo a tomar nota de ciertos incumplimientos realizados por funcionarios de mesa durante el conteo.

Varios candidatos se quejaron de que los obligaron a abandonar la sala donde se recopilaban los resultados, incumpliendo con la normativa electoral.

Además, los funcionarios electorales, "no permitieron a los observadores de FAFEN en 135 distritos electorales observar el proceso de tabulación", agregó el observador electoral.

Mientras el PTI teje su estrategia, el Partido Popular de Pakistán (PPP) del excanciller Bilawal Bhutto-Zarzadi, volverá a reunirse hoy con miembros del PML-N considerar su oferta de un gobierno de coalición.

A la fuerza de bloque de los independientes, le sigue el PML-N con 75 y el PPP, con 54. La suma de ambas fuerzas daría para la formación de un gobierno de coalición.

El triunfo de los aliados de Khan en las urnas fue una gran sorpresa para Pakistán, que daba por hecho que el encarcelamiento, la arremetida judicial, y la desarticulación del partido, debilitarían seriamente al opositor pese a toda su popularidad.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...