La Justicia Federal de Bahía pide la extradición de Diego Dirisio y Julieta Nardi, presos en Argentina

Un colegiado de jueces federales del estado de Bahía, en Brasil, firmó el pedido de extradición de Diego Dirisio y Julieta Nardi, señalados como líderes de un esquema de tráfico internacional que suministró miles de armas a grupos criminales como el Comando Vermelho (CV) y el Primer Comando de la Capital (PCC). La pareja está detenida desde principios de febrero en Argentina.

Diego Dirisio (49) en una foto tomada cuando fue detenido en Argentina, el 2 de febrero.
Diego Dirisio (49) en una foto tomada cuando fue detenido en Argentina, el 2 de febrero.gentileza

Cargando...

La pareja de Diego Dirisio (49, argentino) y Julieta Nardi (41,paraguaya) -que huyó de Paraguay a principios de diciembre de 2023, cuando se desató el operativo Dakovo- fue arrestada el viernes 2 de febrero por la Policía Federal de Argentina (PFA), en Argentina, y las autoridades quieren que ambos sospechosos de haber enviado a Brasil alrededor de 40,000 armas cumplan su condena en Brasil. Los dos países tienen un acuerdo que permite la extradición.

Flávio Albergaria, superintendente de la Policía Federal en Bahía, donde se llevan a cabo las investigaciones, dijo al portal Globo.com que la pareja tiene que responder ante la ley brasileña y que esperan que sea condenada y encarcelada en Brasil. Albergaria considera que una medida así será un mensaje importante al crimen organizado y a los grupos que operan en el tráfico internacional de armas.

El pedido de extradición menciona que Diego es jefe de una organización criminal dedicada al tráfico internacional de armas y socio gerente de la empresa internacional IAS, a través de la cual operaba el esquema criminal.

El objetivo es que sea juzgado, en Brasil, por tráfico internacional de armas, promoción de organización criminal y ocultación de bienes provenientes de infracción penal.

En cuanto a Julieta Nardi, el objetivo es que sea juzgada por organización criminal.

Según los investigadores, las armas se compraban en Croacia y otros países de Europa y se enviaban a Paraguay. Desde allí, Dirisio las revendía a grupos criminales en Ciudad del Este. De allí, iban al Brasil -con los números de identificación eliminados para evitar su rastreo- a las facciones criminales brasileñas.

Dirisio: quejas en las favelas por la calidad de sus armas

Según reporta Globo, en uno de los audios interceptados desde lo alto del complejo de favelas del Alemão, en Río, uno de los supuestos líderes del tráfico de drogas y armas en la región -Fhillip da Silva Gregório, el Profesor- se queja de los fusiles. “Otra vez los cuatro están sin ráfaga, hermano. Trabajar así se hace difícil, mi amigo. Uf, antes venía algo hermoso. Ahora cada vez viene una pieza inferior”, se quejaba.

La investigación realizada en Brasil da cuenta de que la organización criminal estaba compuesta por seis núcleos:

  • Núcleo Central: coordinaba la IAS-PY y controlaba los demás núcleos, dirigido por Dirísio y Julieta;
  • Núcleo de vendedores: empleados de IAS-PY encargados de la venta de armas a intermediarios y compradores brasileños;
  • Núcleo Dimabel: militares paraguayos responsables del control de ventas de armas en Paraguay;
  • Núcleo de intermediarios: personas en Paraguay que servían de enlace con los compradores en Brasil; alteraban el número de serie de las armas y forjaban la creación de nuevas armas con piezas extraídas de diversas marcas;
  • Núcleo de compradores: brasileños miembros del PCC y del Comando Vermelho que compraban armas directamente de Paraguay;
  • Núcleo de lavado: responsable de ocultar y disimular el origen y destino de los recursos destinados a Dirísio o a fabricantes de armas en Europa y Turquía.

El reporte da cuenta de que la investigación comenzó en 2020, después del decomiso de armas en Vitória da Conquista, en Bahía. En total, se realizaron 67 decomisos que suman 659 armas decomisadas en Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná, Mato Grosso do Sul, São Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais, Espírito Santo, Bahía y Ceará.

A través de un esquema que involucraba a cambistas y empresas de fachada en Paraguay y en Miami, EE. UU., la empresa de Dirisio revendía los arsenales que compraba a las mayores facciones brasileñas, principalmente en Río de Janeiro y São Paulo.

Según la PF, de noviembre de 2019 a mayo de 2022, la empresa IAS importó 7.720 pistolas de un fabricante en Croacia.

La investigación también señaló la compra y venta de 2.056 fusiles producidos en la República Checa y más de cinco mil rifles, pistolas y revólveres de fabricantes en Turquía. Al menos 1.200 pistolas también fueron importadas de una fábrica en Eslovenia: un total de 16.669 armas.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...