China culpa al Gobierno de Taiwán de la ausencia de comunicación por su "separatismo"

Pekín, 27 mar (EFE).- China culpó este miércoles al Gobierno taiwanés de que no haya comunicación e intercambios entre Pekín y Taipei debido a "su obstinada insistencia en el separatismo", un "obstáculo fundamental" para las interacciones.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"Nosotros estamos dispuestos a fortalecer los intercambios y la comunicación con varios partidos, grupos y representantes políticos de Taiwán sobre la base del principio de una sola China", afirmó hoy en una rueda de prensa Chen Binhua, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Ejecutivo chino.

Según Chen, la "obstinada insistencia" del gobernante Partido Democrático Progresista (PDP) en su "postura separatista en pro de la independencia de Taiwán" es un "obstáculo fundamental" para las interacciones.

El próximo 20 de mayo, el actual vicepresidente de Taiwán, William Lai (Lai Ching-te), tomará posesión como presidente tras haber ganado las elecciones que celebró la isla el pasado 13 de enero.

La elección de Lai, que se definió a sí mismo como un "pragmático trabajador por la independencia de Taiwán" en el pasado, augura un recrudecimiento de las relaciones con China, que considera la isla una provincia rebelde.

Lai prometió en su campaña continuar las políticas de la presidenta saliente, Tsai Ing-wen, para mantener la paz en el estrecho de Formosa: aumentar las capacidades militares, reforzar la independencia económica, estrechar los lazos con las principales democracias del mundo y construir un liderazgo basado en principios.

El líder del PDP también ha afirmado que en los últimos ocho años China "no respondió" a las buenas intenciones de Tsai.

El Gobierno chino anunció en 2016 la suspensión de comunicaciones con Taiwán tras afirmar que el PDP no reconoce el llamado "Consenso de 1992", que había guiado las relaciones entre los dos territorios en los años previos.

El "Consenso de 1992" es una fórmula ambigua que permite que tanto Pekín como Taipei se consideren parte de "China", interpretando "China" cada uno a su manera: la comunista para unos y la democrática para otros.

Al margen, China no reconoce el estatus jurídico internacional de Taiwán, una isla autogobernada desde 1949 a la que considera como una "provincia rebelde".

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...