Afirmaciones de altos mandos abren debate en Portugal sobre servicio militar obligatorio

Lisboa, 2 abr (EFE).- La hipotética vuelta del servicio militar obligatorio a Portugal se ha convertido en tema de debate después de que algunos líderes militares hayan sugerido su vuelta y varias fuerzas políticas lo hayan rechazado, la última el Partido Comunista Portugués (PCP) este martes.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

El dirigente comunista Paulo Raimundo afirmó en declaraciones a la prensa que no es necesario recuperar el servicio obligatorio, que fue eliminado en 2004, sino abogar por la paz.

"Esta conversación viene a propósito de intensificar la guerra y nosotros no necesitamos la guerra, necesitamos la paz, nosotros no necesitamos armamento, nosotros necesitamos un camino de desmantelamiento de la carrera armamentística, y no necesitamos carne de cañón, necesitamos valorar los profesionales, dar salarios, proyección laboral a los militares en ejercicio", alegó.

El PCP se alinea con lo que han defendido en las últimas horas Iniciativa Liberal y el Bloque de Izquierda, mientras que guardan silencio las dos principales formaciones políticas: el Partido Social Demócrata (ganador de las elecciones del pasado marzo y cuyo Gobierno tomará posesión este martes) y el Partido Socialista (líder de la oposición).

Tampoco se han pronunciado los ecologistas de Livre ni los animalistas de PAN.

El único que se ha posicionado a favor es el ultraderechista Chega (tercera fuerza política en el Parlamento, con 50 diputados), cuyo líder, André Ventura, afirmó el lunes que es un tema que "merece ser estudiado" tanto con la juventud como con los militares.

"Incluso los jóvenes comprenden que el contexto internacional cambió y que el país no puede vivir sin Fuerzas Armadas autosuficientes y firmes", expuso Ventura a periodistas.

El debate lo inició el pasado jueves el jefe del Estado Mayor de la Armada lusa, el almirante Henrique Gouveia e Melo, quien, en un artículo de opinión publicado por el semanario Expresso, afirmó que "repensar el servicio militar obligatorio, u otra variante más adecuada, puede ser una medida necesaria" para afrontar la falta de personal de las Fuerzas Armadas portuguesas, en el contexto bélico de la invasión rusa de Ucrania.

Poco después, en declaraciones al mismo medio, el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Eduardo Ferrão, consideró que el servicio militar obligatorio es una medida que "justifica ser estudiada y analizada bajo varias perspectivas".

A su juicio, "el paso por las filas equivale a la frecuencia de una escuela de ciudadanía", que contribuye al "desarrollo de una cultura de Defensa Nacional" y sensibiliza a los jóvenes, aunque no compensa la falta de personal por la corta duración de las formaciones.

El jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, el general José Nunes da Fonseca, aseveró el lunes que este servicio no solucionará "desafíos de la gestión de efectivos" y matizó que esta decisión debe ser tomada por el Gobierno.

"La eventual reintroducción del servicio militar obligatorio en Portugal es una materia que no deberá ser vista en una lógica reductora de solucionar la carencia de efectivos, sino a través de un enfoque que abarque la creación de una prestación de servicio nacional y universal de naturaleza cívica, destinado a la totalidad de los ciudadanos", explicó en declaraciones a la agencia Lusa.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...