El crucero sigue retenido en Barcelona y crece la incertidumbre entre los pasajeros

Barcelona, 3 abr (EFE).- El crucero en el que viajaban 69 ciudadanos bolivianos sin un visado válido sigue anclado en el Puerto de Barcelona (nordeste de España) a la espera de una solución para este grupo, mientras crece la incertidumbre y la impaciencia entre el resto de pasajeros, que vieron afectados sus planes de viaje.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

El buque llegó ayer por la mañana a Barcelona, destino final de estos pasajeros bolivianos afectados pero no de todo el pasaje, unas 1.500 personas que debían partir hacia Córcega (Francia) ayer mismo pero que siguen en la capital catalana, esperando novedades.

Algunos de los turistas que embarcaron ayer en Barcelona para un viaje de pocos días ya se están planteando cancelarlo, porque ya han perdido gran parte de los días.

Un pasajero explicó a EFE por vía telefónica que la naviera MSC Cruceros, que gestiona el buque varado, les trasladó que a quienes tenían que viajar a Civitavecchia (el puerto de Roma, en Italia) les facilitarán un autobús hasta el aeropuerto y un vuelo de vuelta pagado por la empresa.

En cuanto a las personas que decidan quedarse, se les compensará económicamente al desembarcar y se les facilitará visitar Barcelona con un viaje directo hacia el centro de la ciudad.

Sobre los bolivianos afectados, este turista, de origen suizo, aseguró que, al saber que los pasajeros bolivianos no podían desembarcar, "hubo una ligera tensión al inicio, pero luego no ocurrió nada más".

Otra de las personas afectadas por esta situación es Paul Ibarguengoitia, quien viaja con su familia en el barco desde el domingo, cuando se embarcaron en Málaga (sur de España).

"El día que nos embarcamos, nos informaron por megafonía que buscaban a unas personas con pasaporte boliviano, pero el lunes ya no tuvimos ninguna comunicación sobre este tema", relata.

Según explicó, los problemas comenzaron el martes, cuando teóricamente el barco debía partir a su próximo destino: Córcega.

"Se nos informó de que se retrasaba la salida debido a unos problemas con las autoridades españolas por estos pasajeros bolivianos y por la noche nos volvieron a decir que aún no podíamos partir", recuerda Ibarguengoitia, quien hoy lamentó "amanecer en Barcelona, cuando el destino era Ajaccio (la capital de Córcega)".

El pasajero define la situación dentro del barco como "de total incertidumbre", porque "no se sabe qué va a pasar hoy ni mañana".

"Teníamos contratado alojamiento en Venecia una vez llegáramos, pero no sabemos cuándo va a llegar o si lo va a hacer. Esperemos que esta situación se resuelva pronto", concluye Ibarguengoitia.

Mientras, la embajada de Bolivia en España, la Delegación del Gobierno en Cataluña, la Policía Nacional y MSC Cruceros siguen trabajando para encontrar una solución.

Fuentes cercanas al caso indicaron que estos problemas con visados son frecuentes en aeropuertos -normalmente son repatriados por la misma compañía aérea- pero no tan habituales en cruceros, con la dificultad añadida de que este tipo de barcos no regresan al país de origen -en este caso procedía de Brasil- sino que tienen una ruta marcada de varios días para el resto del pasaje.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...