Erdogan dice que su partido "puede seguir derritiéndose" si no rectifica tras derrota

Ankara, 3 abr (EFE).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha advertido a sus correligionarios del gobernante AKP (conservador e islamista) del riesgo de que se profundice aún más la fuerte pérdida de apoyo popular sufrida en las elecciones municipales del pasado domingo.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Fundador y líder del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), Erdogan ha atribuido la inesperada caída de votos en torno al 11 % respecto a las presidenciales de hace 10 meses, al encarecimiento de la vida, con una inflación galopante que en marzo rozó el 70 %, así como a una creciente distancia entre el poder y la población.

Si no se rectifican los errores cometidos, el partido "seguirá derritiéndose como el hielo al ver el sol", declaró el mandatario en una reunión con el comité central ejecutivo del AKP celebrada la noche del martes, según informa este miércoles la prensa turca.

Erdogan, que había experimentado un ascenso continuo en su carrera política desde que ganó la alcaldía de Estambul en 1994, atribuyó a "errores" propios la peor debacle del AKP desde que subió al poder hace 22 años.

En la reunión dedicada a analizar las causas del triunfo del socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), el mayor de la oposición a nivel nacional que en las municipales conquistó las alcaldías en 35 de las 81 provincias del país, llamó también la atención sobre la bajada de la participación en las urnas.

Según el presidente, muchos de los electores que apoyaron al AKP hace diez meses no acudieron esta vez a las urnas.

Admitió que el gobierno no ha podido ayudar a la población que sufre cada vez más por la fuerte subida de los precios, y en especial a los jubilados cuyas pensiones están muy por debajo de los salarios de pobreza.

Además, se refirió al descontento de muchos votantes que esperaban que Ankara cortara sus relaciones comerciales con Israel debido a la guerra en Gaza, así como a lo que llamó "la enfermedad de la arrogancia" entre los funcionarios de su partido.

"El mayor enemigo de un partido político nacido del seno del pueblo es construir muros entre él y los ciudadanos", declaró.

"O rectificamos nuestros errores viéndolos, o seguimos derritiéndonos como el hielo viendo el sol. O hacemos nuestro trabajo a la perfección de principio a fin, o no podremos evitar pagar precios mucho más altos", advirtió.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...