Hungría rechaza presiones italianas a favor de activista encarcelada en Budapest

Budapest, 3 abr (EFE).- El Gobierno de Hungría ha rechazado las presiones italianas a favor de la activista Ilaria Salis, detenida en Budapest bajo la acusación de haber agredido a tres manifestantes neonazis el año pasado en la capital magiar, después de que Roma protestara por considerar que la encarcelada es objeto de maltrato.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

El secretario de Estado de Comunicación Internacional, Zoltán Kovács, acusó al Gobierno italiano de buscar influir en el trabajo independiente de la justicia húngara y politizar el juicio en curso de Salis, un intento que calificó de "chocante".

"Una apelación del Gobierno italiano hacia al húngaro no hará más fácil la defensa en el caso de Salis, ya que como en todas las democracias modernas, (el Gobierno) no tiene ninguna influencia sobre los tribunales", aseguró Kovács, citado en un artículo publicado la noche del martes en el portal independiente 24.hu.

El funcionario de Budapest resaltó que "hay sospechas fundamentadas" de que la italiana llegó a Hungría con otras "dos conocidas personas de extrema izquierda, para apalear a inocentes en las calles de Budapest".

"Tenemos que dejar claro que nadie, ningún grupo de extrema izquierda, debe ver a Hungría como una especie de ring de boxeo al que se puede venir a golpear a personas", subrayó Kovács.

Salis lleva un año en prisión preventiva en una penitenciaría de alta seguridad de Hungría acusada de haber agredido junto a otras personas a varios neonazis durante unas manifestaciones en febrero de 2023.

La italiana fue llevada ya varias veces al tribunal con esposas en las muñecas, grilletes en los tobillos y una cadena tirada por un agente a modo de correa, lo que provocó fuertes protestas en Italia.

"Ciertamente no son modos. No creo que haya ningún peligro de fuga", comentó recientemente el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Antonio Tajani, en declaraciones a una televisión italiana.

No obstante, Tajani pidió "evitar politizar el caso".

El padre de la acusada, Roberto Salis, ha denunciado que su hija es "tratada como un animal", mientras que su abogado consideró que la Justicia húngara comete "una grave violación de la normativa europea" sobre el trato de reos y pidió al Estado italiano "acabar con esta situación inmediatamente".

"No es aceptable que un ciudadano italiano sea tratado así en Hungría. Giorgia Meloni debe ser una verdadera patriota y explicar a Viktor Orbán que, o Hungría respeta el Estado de Derecho, o ningún euro de los impuestos de los italianos debe acabar en Budapest como ocurre hoy", dijo el líder de Italia Viva y exmandatario, Matteo Renzi.

La primera ministra italiana, Meloni, ha pedido a su homólogo húngaro, Viktor Orbán, que garantice "un trato digno" y "un proceso justo" para Salis.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...