La empresa y las familias de los tres británicos fallecidos en Gaza elogian su humanidad

Londres, 3 abr (EFE).- La empresa de seguridad Solace Global, que empleaba a los tres británicos muertos el lunes en Gaza junto con otros cuatro integrantes de un convoy de ayuda humanitaria, y sus familias lamentaron este miércoles su pérdida y alabaron su humanidad.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

El director no ejecutivo de la compañía con sede en Poole (suroeste de Inglaterra), Matthew Harding, dijo a la BBC que John Chapman, de 57 años, James Henderson, de 33, y James Kirby, de 47, "eran miembros muy valiosos del equipo" y deploró "su trágica pérdida".

Harding precisó que los tres hombres, que la prensa británica ha dicho que eran antiguos militares, trabajaban "como asesores de seguridad del convoy" de World Central Kitchen (WCK) -la ONG fundada en 2010 por el chef español José Andrés-, que fue bombardeado por un dron israelí.

El directivo explicó que los vehículos de la organización humanitaria en la que los cooperantes viajaban fueron atacados cuando volvían a su base después de entregar paquetes de comida.

Por otra parte, la familia de Chapman dijo en un comunicado que está "destrozada" por la muerte de un "padre, esposo, hijo y hermano increíble".

"Murió tratando de ayudar a la gente y fue víctima de un acto inhumano", declararon, para agregar que "era muy querido y siempre será un héroe".

Los familiares de Kirby expresaron también su desconsuelo por su muerte junto con las otras seis víctimas y afirmaron igualmente que "será recordado como un héroe".

"James entendía los riesgos de aventurarse en Gaza, basándose en su experiencia en las Fuerzas Armadas británicas, donde sirvió con valentía en Bosnia y Afganistán. A pesar de esos riesgos, su naturaleza compasiva lo impulsó a ofrecer asistencia a quienes la necesitaban con urgencia", manifestaron en otro comunicado.

El resto de los fallecidos en el ataque son Saifeddin Issam Ayad Abutaha, palestino de 25 años; la australiana de 43 años Lalzawmi Frankcom; Damian Soból, polaco de 35 años, y Jacob Flickinger, de doble nacionalidad Estados Unidos-Canadá, de 33 años.

Gobiernos de todo el mundo han condenado el ataque israelí a los cooperantes extranjeros, que se suma a la muerte de más de 200 trabajadores humanitarios palestinos desde el inicio del conflicto el pasado 7 de octubre, según la ONU. Israel dijo que se trató de un error y que investiga los hechos.

En el Reino Unido crece la presión al Gobierno británico para que divulgue su asesoramiento legal sobre si Israel viola la ley internacional con sus ataques a civiles, así como los llamamientos para que detenga el comercio de armas a ese país.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...