Ruanda confirma el arresto en Bélgica de un exministro por crímenes del genocidio de 1994

Kigali, 3 abr (EFE).- La Fiscalía ruandesa confirmó a EFE este miércoles que Stanislas Mbonampeka, exministro de Justicia y yerno del primer presidente del país africano, Dominique Mbonyumutwa, fue detenido el pasado jueves en Bélgica por su participación en el genocidio de Ruanda en 1994.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"El arresto de Mbonampeka es parte de lo que Ruanda ha estado impulsando durante mucho tiempo, que es que todos los que cometieron crímenes sean procesados o rindan cuentas", dijo el portavoz de la Fiscalía, Faustin Nkusi.

Ibuka, una organización paraguas de las asociaciones de supervivientes del genocidio, celebró el arresto de Mbonampeka, de 82 años, que no fue todavía confirmado por las autoridades belgas.

"Aunque su arresto se ha retrasado, al menos ha sido finalmente detenido. Esto es un alivio y da esperanza a los supervivientes y a las familias de aquellos que fueron asesinados por sus órdenes", declaró a EFE el presidente de Ibuka, Philbert Gakwenzire, al destacar que la entidad espera que sea extraditado a pesar de su avanzada edad.

"Ser viejo no debería ser una excusa para no juzgar a alguien como sucedió con Félicien Kabuga (...) Que una persona sea mayor no significa que los crímenes hayan expirado", añadió Gakwenzire, en referencia a este empresario cuyo juicio un tribunal de las Naciones Unidas decidió no celebrar por su mal estado físico.

A Mbonampeka se le acusa de haber ordenado el asesinato de más de 21.000 personas en el hospital psiquiátrico de Ndera, en el distrito de Gasabo, en la capital del país, Kigali.

El 17 de abril de 1994, soldados belgas decidieron abandonar este centro médico y evacuar también al personal de su país que trabajaba en él, dejando expuesto el hospital ante el ataque esa misma tarde, ordenado presuntamente por Mbonampeka, del Ejército nacional y las milicias hutus Interahamwe ("Los que pelean juntos", en idioma kiñaruanda), responsables de gran parte de los asesinatos cometidos entre abril y julio de 1994.

Durante los siguientes días, los atacantes forzaron a todas las personas que había en el hospital a salir del edificio, los separaron según la comunidad a la que pertenecían y mataron a los tutsis.

El genocidio empezó el 7 de abril de 1994 tras el asesinato el día anterior de los presidentes de Ruanda, Juvénal Habyarimana, y Burundi, Cyprien Ntaryamira, ambos hutus, cuando el avión en el que viajaban fue derribado sobre Kigali.

La matanza que siguió -el Gobierno ruandés acusó del magnicidio a los rebeldes tutsis del Frente Patriótico Ruandés (RPF, en inglés), contra los que libraba una guerra desde 1990- causó la muerte de al menos 800.000 tutsis y hutus moderados en poco más de tres meses.

El genocidio, del que se cumplen 30 años el próximo domingo, fue una de las peores matanzas étnicas de la historia reciente de la humanidad.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...