La agencia sanitaria francesa, sin confianza en la calidad del agua embotellada de Nestlé

París, 4 abr (EFE).- La Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de los Alimentos de Francia (Anses) ha constatado la contaminación generalizada de los manantiales que utiliza Nestlé para su agua embotellada y considera "insuficiente" el nivel de confianza en las garantías que ofrece.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

En un informe realizado en octubre a petición del Gobierno francés y cuyo contenido revelan este jueves Le Monde y France Info, la Anses subraya "un nivel de confianza insuficiente sobre la evaluación de la calidad de los recursos, sobre todo en lo que concierne a la variabilidad de las contaminaciones y su vulnerabilidad microbiológica y química".

Eso justifica, para los autores del informe, que se ponga en marcha un "plan de vigilancia reforzado", sobre todo por el "riesgo sanitario virológico".

La razón es que se producen "a priori de forma transitoria, contaminaciones microbiológicas de origen fecal" en manantiales utilizados para las aguas minerales embotelladas, tanto en la región de los Vosgos (noreste de Francia), donde Nestlé produce las marcas Vittel, Contrex o Hépar, como en Vergèze, en el Gard (sureste), donde produce la marca Perrier.

Además, se constata la presencia generalizada de perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés), como productos derivados de pesticidas.

Los autores del documento señalan que "las sumas de pesticidas son variables, pero pueden superar en ciertas captaciones 0.1 microgramos por litro en ciertas captaciones", lo que significa que están por encima del umbral reglamentario para las aguas minerales naturales.

Igualmente son frecuentes los residuos de fertilizantes de síntesis con nitrato o fósforo.

El laboratorio que ha llevado a cabo este trabajo no ha querido hacer ninguna recomendación sobre las aguas minerales porque, teniendo en cuenta la calidad constatada, recuerda que la que se comercializa como agua de manantial no debe ser tratada para poder ser potable.

La respuesta de Nestlé a Le Monde y France Info es que sigue produciendo agua mineral natural en los manantiales de Vergêze y de los Vosgos que "responde a las normas estrictas definidas para un agua mineral natural"

También que la calidad del su agua mineral "es conforme a la reglamentación" y su clasificación como tal no está cuestionada por las "trazas residuales" de pesticidas o de PFAS.

El pasado mes de febrero, esos dos mismos medios de comunicación habían indicado que Nestlé y otros grupos que embotellan agua en Francia, ante la contaminación de muchos de sus manantiales recurrían a sistemas de purificación que no están autorizados.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...