El Parlamento libanés debate una ayuda millonaria de la UE que ha generado gran polémica

Beirut, 15 may (EFE).- El Parlamento libanés se reunió este miércoles para debatir una ayuda millonaria anunciada recientemente por la Unión Europea (UE) que ha levantado una fuerte polémica en el país, en una sesión donde han abundado las críticas por su aportación a la gestión de los refugiados sirios en el Líbano.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"La esencia de la ayuda europea es evitar el retorno de los sirios a su país, financiar su estancia en el Líbano y evitar que vayan hacia Europa", denunció durante su intervención en la Cámara el parlamentario Gebran Bassil, líder del partido cristiano Frente Patriótico Libre.

El pasado 2 de mayo, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, anunció durante una visita a Beirut un paquete de ayuda comunitaria para el Líbano por valor de 1.000 millones de euros hasta 2027, una cuantía que se repartirá entre varios proyectos de desarrollo.

Von der Leyen explicó que parte del dinero será para la gestión de los 1,5 millones de refugiados sirios residentes en el país, anuncio que se produjo en medio de una fuerte subida en el número de embarcaciones con miembros de esa comunidad que llegaban a las costas chipriotas procedentes del territorio libanés.

"La prioridad de la Unión Europea es proteger Europa y la prioridad del régimen sirio no es el retorno de los desplazados. Mientras tanto, la prioridad del Gobierno (libanés) debe ser proteger al Líbano y a los libaneses", criticó el legislador y candidato presidencial Michel Moawad.

En las últimas dos semanas, varios políticos han lanzado acusaciones contra la UE en la misma línea, al considerar el paquete de ayuda como una suerte de soborno al Líbano para que frene el flujo de refugiados hacia territorio europeo.

En este contexto, el parlamentario opositor Yassin Yassin pidió este miércoles que la comunidad internacional asuma "su responsabilidad" devolviendo a los refugiados a las zonas seguras de Siria, encargándose de sus gastos o trasladándolos a "terceros países" de forma segura.

El Líbano, sumido en una grave crisis económica, busca desde hace años el regreso de la comunidad a Siria, una nación todavía sumida en una guerra y que las organizaciones por los derechos humanos no consideran segura para el retorno, en parte ante la amenaza de represalias contra ellos por parte de Damasco.

Entre las voces conciliadoras durante la sesión parlamentaria estuvo la del político independiente Firas Hamdan, quien cuestionó por qué los partidos nunca pusieron contra las cuerdas otras ayudas por valor de unos 15.000 millones de dólares entregadas al Líbano en los últimos años en relación a los refugiados.

"Apuntamos todo a la Comisión Europea, las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales como si fuesen ellos los que controlan las decisiones del país. Y eso no es más que lanzar responsabilidades que son del Gobierno libanés y del Estado", sentenció.

Por ello, propuso trazar un plan "integrado" que se pueda negociar con la comunidad internacional, con posibilidades como el establecimiento de campamentos para los refugiados en las áreas fronterizas con Siria o su traslado a terceros países.

La polémica por la ayuda de la UE coincide con un endurecimiento de la postura del Líbano hacia los refugiados, después de que a comienzos de abril una presunta banda siria asesinara a un político, y con el consecuente anuncio de nuevas medidas contra la comunidad residente en el país.

Al término de la sesión, el hemiciclo aprobó una serie de recomendaciones generales para el Gobierno relacionadas con la gestión de los refugiados, incluyendo una petición para que miembros de la comunidad internacional aprueben ayudas dirigidas a incentivar el retorno de estas personas a Siria.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...