Lawrence Wong, el primer ministro que medirá la necesidad de cambio de Singapur

Bangkok, 15 may (EFE).- Lawrence Wong, quien toma este miércoles el relevo como primer ministro de Singapur, llega al poder tras formarse junto a su predecesor e hijo del "padre" de la patria, Lee Kuan Yew, con el cometido de mantener al único partido que ha gobernado la isla a los mandos en un contexto convulso y entre mayores demandas de la ciudadanía.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Wong, de 51 años, jura el cargo este miércoles a las 20.00 horas (12.00 GMT), en el Palacio Istana de Singapur, después de que el primer ministro saliente, Lee Hsien Loong, anunciara la fecha de su dimisión el pasado mes tras dos décadas en el poder.

Desde 2022 Wong había ejercido como vice primer ministro y su nombramiento no es una sorpresa, pues Lee, de 72 años y primogénito de Lee Kuan Yew, el dirigente que transformó con puño de hierro la modesta isla en un moderno país durante su mandato (1959-1990), anticipó hace años que delegaría el cargo en alguien más joven.

Además de primer ministro, Wong, de 51 años, seguirá actuando como ministro de Finanzas en un gabinete que mantiene a los pesos pesados de Lee y en el que este ocupará un cargo ministerial, al menos hasta que se convoquen las próximas elecciones generales, que como tarde deben celebrarse en noviembre de 2025.

El jefe de Finanzas sucedió como vice primer ministro a Heng Swee Keat, caído en desgracia después de que el Partido de Acción Popular (PAP), que gobierna el país desde su independencia de Malasia en 1965, perdiera un número récord de escaños frente al Partido de los Trabajadores en las elecciones de 2020.

El político será el cuarto dirigente de la historia de Singapur y solo el segundo no perteneciente a la dinastía Lee, tras Goh Chok Tong (en el poder entre 1990 y 2004), mientras se trata de la primera vez que no hay un miembro del popular clan político en escena para un posible relevo.

Así, Wong tendrá que demostrar que el PAP puede vencer electoralmente sin los Lee, en un momento en el que la rivalidad entre China y EE.UU. dificulta la neutralidad que ha ayudado al desarrollo de la isla y en el que las viejas fórmulas de crecimiento parecen tener que renovarse.

Exfuncionario, su ascensión política fue rápida. Resultó elegido por primera vez diputado en 2011, después de haber ejercido como secretario privado de Lee Hsien Loong de 2005 a 2008. Después lideró los ministerios de Desarrollo Nacional y Educación, para convertirse en ministro de Finanzas en 2021.

No obstante, Wong no se convirtió en una cara más familiar hasta que copresidió el comité encargado de gestionar la pandemia de covid-19, una respuesta que, si bien fue aplaudida por contener la tasa de mortalidad, aisló a la isla los primeros años y se ganó críticas por confinar incluso después de su reapertura a los inmigrantes, la población más afectada, en sus barracones.

Hijo de un inmigrante chino y de una profesora de Singapur, Wong, quien se educó en colegios isleños modestos, fuera de la órbita elitista de muchos colegas del PAP, ha hecho alguna mención a favorecer el diálogo y la inclusión como gobernante, sin aclarar cómo.

El ministro realizó sus estudios universitarios en EE.UU., obteniendo una licenciatura en Economía en la Universidad de Michigan-Ann Arbor, además de un máster en Administración Pública de la Escuela Harvard Kennedy.

Casado y sin hijos, poco se sabe de la vida personal de Wong, más allá de que le gustan las motocicletas y tocar la guitarra, y que cumple el perfil tecnócrata que se espera para el puesto.

Su nombramiento y la salida de Lee pondrán a prueba hasta qué punto la isla tiene necesidad de cambio, con un descontento creciente ante el aumento del coste de vida y de las desigualdades que podría impulsar al Partido de los Trabajadores.

El PAP se enfrenta asimismo a una pequeña crisis de credibilidad tras un escándalo de corrupción que involucró a su exministro de Transporte, aunque la formación gobernante continúa liderando: su candidato, Tharman Shanmugaratnam, recibió el 70% del voto en las elecciones presidenciales del pasado septiembre, un cargo simbólico.

Wong ha enfatizado que abogará por la continuidad pero ha afirmado que "cada líder tiene que adaptarse" a las circunstancias, si bien se espera que en esencia con él Singapur mantenga el control de libertades y el aperturismo económico de las pasadas décadas.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...