Panamá devuelve a 12 ciudadanos indios que viajaban con visas falsas a Nicaragua

Ciudad de Panamá, 15 may (EFE).- Las autoridades migratorias de Panamá informaron este miércoles que devolvieron a su país a 12 ciudadanos indios que viajaban hacia Nicaragua con visas "fraudulentas".

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

El Servicio Nacional de Migración (SNM) indicó a través de sus redes sociales que las 12 personas "pretendían realizar tránsito por la Terminal 1" del aeropuerto internacional de Tocumen, el principal de Panamá y un centro regional de conexiones.

"Con visas fraudulentas son captadas 12 personas de nacionalidad India, por el personal de Análisis de Riesgo del SNM, al momento que pretendían realizar tránsito por la Terminal 1 del @tocumenaero, hacia Nicaragua", indicó la oficina migratoria en su cuenta de X.

El SNM agregó que "los 12 extranjeros son devueltos a su país de procedencia".

Centroamérica vive una crisis migratoria y humanitaria sin precedentes, con el paso de centenares de miles de viajeros procedentes de todo el mundo, pero en especial venezolanos que se dirigen hacia Estados Unidos y que se suman a los miles de centroamericanos que salen de sus países cada día en busca del sueño americano.

Este miércoles, Estados Unidos aprobó una ronda de sanciones contra el Gobierno de Nicaragua, que afectan a decenas de funcionarios y a empresas, por atacar los derechos humanos y ser "cómplices en la explotación de migrantes".

El Gobierno del presidente Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, es responsable "de convertir en armas y sacar provecho de los migrantes desesperados y vulnerables" a quienes les "vende visados a su llegada", según Estados Unidos.

La Administración del presidente Joe Biden emitió además una alerta policial internacional para informarle a la industria de la aviación sobre las formas en que los contrabandistas facilitan la migración ilegal y recordarle "medidas clave que deberían tomar para evitar la complicidad en estas acciones".

"Las acciones del gobierno de Nicaragua son motivo de grave preocupación, ya que el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo han implementado políticas migratorias permisivas, como el límite de 96 horas, que han introducido oportunidades para explotar a los migrantes, y fomentan viajes irregulares peligrosos hacia la frontera suroeste de Estados Unidos", afirmaron.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...