Un incendio forestal mantiene la amenaza sobre una ciudad canadiense de 70.000 habitantes

Toronto (Canadá), 15 may (EFE).- El incendio forestal que amenaza la ciudad canadiense de Fort McMurray, en el noroeste del país, y que forzó a evacuar a 6.600 de sus 70.000 habitantes, sigue creciendo aunque la mejora de las condiciones meteorológicas ha aliviado en las últimas horas las tareas contraincendios.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Las autoridades de la provincia de Alberta informaron este miércoles de que el fuego ha consumido 21.000 hectáreas de bosque, el doble que la superficie quemada hasta el martes.

Pero la bajada de las temperaturas y de la velocidad del viento está facilitando los trabajos de los bomberos.

A pesar de ello, las autoridades advirtieron que las alrededor de 6.600 personas de cuatro vecindarios de Fort McMurray que fueron evacuadas en las últimas horas no podrán regresar a sus hogares en al menos una semana. Y miles más están bajo la alerta de que se puede ordenar su evacuación en cualquier momento.

Fort McMurray, uno de los centros más importantes del sector petrolero canadiense y que está situado en el extremo nororiental de Alberta, ya fue devastada por otro masivo incendio forestal en mayo de 2016 que consumió 589.550 hectáreas y obligó a la evacuación de 88.000 personas.

Las llamas destruyeron entonces unos 2.400 hogares y edificios y el incendio no fue declarado completamente extinguido hasta agosto de 2017, más de un año después de su inicio.

El incendio de 2016 tuvo un coste estimado de 9.900 millones de dólares canadienses (7.275 millones de dólares estadounidenses o 6.684 millones de euros).

Mientras, en la vecina provincia de Columbia Británica, dos incendios forestales siguen creciendo y amenazan la localidad de Fort Nelson, donde el lunes sus casi 4.000 habitantes fueron evacuados.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...