Un muerto y cientos de heridos en una nueva jornada de violencia en Nueva Caledonia

París, 15 may (EFE).- Una persona resultó muerta por disparos y otros cientos resultaron heridas, entre ellas un centenar de policías, durante la segunda noche consecutiva de violencia en el territorio francés de Nueva Caledonia, en el Pacífico sur, en el marco de las protestas por los cambios en el censo electoral local aprobados en Francia .

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

El ministro francés del Interior, Gérald Darmanin, anunció en unas declaraciones en la radio RTL que también han sido incendiados decenas de edificios residenciales, industriales y comerciales.

La situación está en un nivel "insurreccional", advirtió el alto comisario de la República en Nueva Caledonia, Louis Le Franc, quien informó de que se han realizado 140 detenciones desde el lunes.

La violencia, que hoy se repitió a pesar del toque de queda establecido por el Gobierno francés, está centrada en la capital, Noumea, y es obra de grupos de jóvenes independentistas que protestan contra la reforma del censo electoral del territorio aprobada el martes por la Asamblea Nacional francesa.

Con el cambio podrán votar en Nueva Caledonia personas llegadas desde la metrópoli en los últimos años, lo que diluirá el peso electoral de los independentistas.

El movimiento independentista FLNKS condenó la violencia e hizo un llamamiento a la calma.

La presidenta de la peovincia del sur, Sonia Backès, ha pedido al presidente francés, Emmanuel Macron, que instaure el estado de urgencia en el territorio.

Macron hizo un llamamiento a la calma y anunció que se va a convocar para antes de fin de junio un Congreso (reunión de las dos cámaras del Parlamento) para acordar la revisión constitucional sobre el censo electoral de Nueva Caledonia si independentistas y lealistas no alcanzan un acuerdo entre ellos.

El lunes en Noumea, la capital de este territorio insular situado a 17.000 kilómetros de la metrópoli y habitado por unas 270.000 personas, los manifestantes incendiaron automóviles, viviendas y fábricas, saquearon comercios y se enfrentaron con armas a las fuerzas del orden, de acuerdo según fuentes oficiales.

Desde el martes está vigente un toque de queda en Noumea y han cerrado las escuelas y el aeropuerto.

El Gobierno francés anunció el envío de cuatro escuadrones de antidisturbios para reforzar la dotación policial.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...