Centro interreligioso, fundado por España y A. Saudí, busca expandir actividades de Lisboa

Lisboa, 16 may (EFE).- El centro interreligioso Kaiciid, promovido en 2011 por España, Austria y Arabia Saudí, termina este jueves su primer foro de diálogo global en Lisboa, a donde se mudó hace dos años y desde donde busca expandir sus actividades.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

En una entrevista con un grupo reducido de medios de comunicación, entre ellos EFE, el secretario general de Kaiciid, el saudí Zuhair al Harthi, manifestó su satisfacción por el cambio, tras haber tenido su sede en Viena.

Kaiciid anunció en marzo de 2021 que se marchaba de la capital austríaca tras una decisión unánime de sus países miembros.

La presencia de Kaiciid en Viena estaba cuestionada por la mayoría de los partidos políticos austríacos ante las persistentes acusaciones de violaciones de los derechos humanos en Arabia Saudí, cuyo Gobierno financiaba la práctica totalidad de las actividades y los salarios de los empleados.

Al Harthi destacó que están "muy contentos" de estar en Portugal e hizo hincapié en que ha sido un país que ha abierto sus brazos y han encontrado aquí "un ambiente tolerante y respetuoso" tanto por parte de los distintos grupos religiosos lusos, como por el pueblo y el Gobierno.

El secretario general hizo hincapié en los esfuerzos de Kaiciid en "servir a la humanidad" y recordó que este centro fue fundado en 2012 con el apoyo del ahora rey emérito de España Juan Carlos I y por el fallecido monarca saudí Abdulá bin Abdelaziz, así como por el Vaticano y Austria.

Subrayó que no tienen "ninguna agenda política" y que van paso a paso como "si fueran la ONU".

A lo largo del foro, que se ha celebrado entre ayer y hoy, Kaiciid ha traído al imán de la gran mezquita de la Meca, el jeque Saleh bin Abdalá al Humaid, el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomeo I, el rabino jefe de Polonia, Michael Schudrich o la activista y cofundadora del Grupo de los Ancianos, Graça Machel.

Al Harthi aseguró que "no buscan publicidad, sino pasos reales y verdaderos".

Tras el foro que hoy se cierra, adelantó que van analizar las medidas adoptadas en este encuentro y luego establecer un calendario para verificar que todos los compromisos se cumplen, si bien no se ha producido ningún anuncio en concreto.

El secretario general indicó que quieren continuar sus actividades durante todo el año y en varios países.

Preguntado sobre cómo una organización como la suya puede ayudar a tender puentes en un momento de guerra como la de Gaza o Ucrania, opinó que los religiosos debería tener "un papel crucial".

"Creo que los religiosos tienen más influencia en la calle que los políticos, abordamos este tema con varios religiosos y confesaron que realmente era su error, porque no hay un trabajo en conjunto entre ellos", remarcó.

Otra cosa es que quienes tienen poder de decisión política "a veces ni siquiera tengan la voluntad de oír a los religiosos, y ahí está el papel de Kaiciid, que es importante para sentar a toda esta gente en la mesa de diálogo".

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...