El 35 % de los marroquíes ha pensado en emigrar y el 53 % de ellos lo haría ilegalmente

Rabat, 7 jun (EFE).- El 35 % de los marroquíes ha pensado en emigrar fuera del país, sobre todo por razones económicas, y más de la mitad de ellos (un 53 %) lo haría de manera ilegal, según revela una encuesta del Barómetro Árabe, una red de investigación formada por académicos del mundo árabe y EE.UU.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1989

Los resultados de la encuesta fueron presentados este viernes en una conferencia en Salé, ciudad vecina de Rabat, por el Barómetro Árabe en colaboración con el Instituto Marroquí de Análisis de Políticas (MIPA).

El director de comunicación política de la red, Mohamed Abu Falgha, señaló que los varones de menos de 30 años son los que más han contemplado emigrar.

Concretamente, el 55 % de los marroquíes de 18 a 29 años dice que ha pensado en emigrar, mientras que un 24 % de los mayores de esa edad lo ha contemplado. Según la encuesta, los hombres son más propensos a haberlo hecho que las mujeres por un margen de 20 puntos (45 % frente a 25 %).

Un 40 % de los marroquíes que no puede cubrir sus gastos ha considerado emigrar, en comparación con el 29 % de los que están mejor económicamente, mientras que la población con educación universitaria es más propensa a decir que ha pensado en dejar su patria que los menos educados, por un margen de nueve puntos.

En cuanto a las razones para emigrar, la mayoría en Marruecos cita factores económicos como el principal motivo (45 %), seguido de un 18 % que habla oportunidades educativas, un 15 % por la corrupción y un 13 % por razones políticas.

Para aquellos que piensan en dejar Marruecos, los países preferidos son Estados Unidos (26 %), Francia y Canadá (23 %), Italia y España (22 %), y Alemania (19 %).

Más de la mitad (53 %) de los posibles migrantes en Marruecos dice que se iría del país incluso de manera ilegal, lo que se produce especialmente entre los más pobres (64 % frente a 34 %), los hombres (62 % frente a 36 %) y los menos educados (58 % frente a 40 %).

La encuesta, que fue realizada entre diciembre y enero pasados sobre una muestra de 2.411 ciudadanos marroquíes, pone el acento en la inseguridad alimentaria en Marruecos, donde un 63 % de los encuestados dijo haberse quedado sin comida y no tener dinero para comprar más en los últimos 30 días, casi dos tercios.

Ello supone, dice el informe, "un aumento drástico de lo que se percibía en 2022, cuando solo el 36 por ciento dijo lo mismo".

Este sondeo recoge también la percepción de los marroquíes sobre otros temas y muestra por ejemplo que la corrupción y los servicios y el gasto público encabezan los intereses de los marroquíes, seguidos por la preocupación por el cambio climático, concretamente por la sequía.

Según la encuesta, los marroquíes creen que el gobierno debe subir sobre todo los gastos en educación (un 23 % así lo opina) y sanidad (un 21 %), y tres cuartas partes de la población (74 %) afirma que la corrupción prevalece en las instituciones estatales en gran medida o en una medida media.

Un 58 % de los marroquíes asegura que la libertad para expresar sus opiniones está garantizada en gran medida o en una medida media y un 54 % se muestra preocupada por las limitaciones que ejerce su gobierno a la libertad de expresión en internet.

El 68 % piensa que un sistema parlamentario multipartidista es adecuado o muy adecuado para el país, el 40 % apoya un sistema gobernado por la ley islámica sin partidos ni elecciones, un porcentaje similar (39 %) uno en el que un gobierno fuerte proporcione las necesidades básicas sin permitir participar políticamente y un 23 % apoya una autoridad fuerte que gobierne sin elecciones ni oposición.

El Barómetro Árabe es una red de investigadores árabes y estadounidenses que fue creada en 2006 y en la que colaboran las universidades de Michigan y de Princeton en Estados Unidos, así como universidades y centros de investigación en Jordania, Palestina, Marruecos y Argelia, entre otros países.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...