AI: Las niñas secuestradas que huyen de Boko Haram carecen de ayuda del Gobierno nigeriano

Lagos, 10 jun (EFE).- Las niñas que logran huir del cautiverio del grupo yihadista Boko Haram en el noreste de Nigeria no reciben apoyo por parte del Gobierno del país, después de sufrir violencia sexual durante el secuestro e incluso una posterior "detención militar ilegítima", denunció este lunes Amnistía Internacional (AI).

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1987

"Una cantidad ingente de niñas han sufrido abusos terribles a manos de Boko Haram, y muchas supervivientes fueron posteriormente detenidas o abandonadas por su gobierno. (...) Necesitan con urgencia más ayuda especializada para rehacer su vida", afirmó la directora regional de AI para África Occidental y Central, Samira Daoud.

Amnistía hizo esa denuncia en un informe titulado "’Ayúdanos a construir nuestras vidas’: Niñas supervivientes de los abusos de Boko Haram y el Ejército en el noreste de Nigeria", que se basa en 126 entrevistas, incluidas 82 sobrevivientes, hechas de 2019 a 2024.

"Ahora demuestran una valentía encomiable al intentar tomar el control de su futuro”, añadió Daoud sobre las complicaciones médicas a las que se enfrentan, el rechazo por parte de los familiares y sus comunidades, o las dificultades en el acceso a la educación.

Durante la última década, Boko Haram llevó a cabo secuestros de niños y niñas en ataques a la población civil, de los que al menos 33 supervivientes relataron a AI que fueron víctimas de explotación sexual, de matrimonios forzados y de esclavitud doméstica.

Además, la ONG pro derechos humanos denunció que los yihadistas usaban también a las niñas para cometer ataques suicidas con bombas.

De mediados de 2014 a 2019, aseguró, "la mayoría de los atentados suicidas con bombas de Boko Haram fueron perpetrados por mujeres".

Pero el infierno para las víctimas de estos secuestros no terminó tras librarse de sus captores.

Las Fuerzas Armadas nigerianas detuvieron ilegalmente a muchas de las mujeres y niñas que rescataron, con la colaboración de la Fuerza Civil Conjunta (CJTF, por sus siglas en inglés), que son grupos armados de autodefensa civil que ayudan al Ejército en la lucha contra el yihadismo.

Estas retenciones duraron varios días o, en algunos casos, hasta casi cuatro años -entre 2015 y mediados de 2023-, según confirmaron 31 niñas y mujeres a la ONG.

"Para la mayoría, estos encuentros con las fuerzas nigerianas han sido la puerta de entrada a nuevas violaciones", señaló el informe.

Las consecuencias para todas aquellas chicas que regresaron a las zonas bajo el control del Gobierno son, mayoritariamente, problemas de salud física y mental.

El noreste de Nigeria es blanco de ataques de Boko Haram desde 2009, una violencia que se agudizó a partir de 2016 con la aparición de su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP).

Ambos grupos buscan imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

Boko Haram y el ISWAP han matado a más de 35.000 personas y han causado unos 2,7 millones de desplazados internos, sobre todo en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger, según datos gubernamentales y de la ONU.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...