El Ejército israelí mata a dos palestinos en Cisjordania, son 530 desde el 7 de octubre

(Actualiza con reivindicación de Hamás de una de las víctimas como miliciano)Jerusalén, 10 jun (EFE).- El Ejército israelí mató este lunes a dos palestinos, un niño de 15 años y un joven miliciano, en incursiones militares en el norte de Cisjordania; territorio ocupado donde ya han muerto al menos 530 palestinos, incluido Jerusalén oriental, desde el ataque de Hamás del 7 de octubre.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

Poco antes de la pasada medianoche, soldados, francotiradores y excavadoras israelíes irrumpieron en la zona de Wadi al Faraa, al sur de la urbe palestina de Tubas, causando enfrentamientos con palestinos armados tanto en el campamento de refugiados homónimo como en la ciudad de Tubas.

Según informaron fuentes médicas a la agencia palestina Wafa, cuatro palestinos resultaron heridos de bala durante el asalto de Al Faraa y un adolescente de 15 años, identificado como Mahmud Ibrahim Nabrisi, sucumbió a sus heridas en el hospital.

El Ejército confirmó la continuación de una "amplia operación antiterrorista" en Al Faraa, durante la cual las tropas dispararon contra varios sospechosos, según un comunicado castrense citado por medios, y neutralizaron artefactos explosivos.

Más de 50 muertos en Tulkarem

También de madrugada, un estudiante de 21 años murió en otra incursión militar en el suburbio de Dhanaba, al este de la ciudad palestina de Tulkarem, según fuentes médicas de un hospital local citadas por Wafa.

La víctima ha sido identificada como Yusef Samih Abdel Karim Abdeldayem, y según el brazo armado de Hamás, las Brigadas de Al Qasam, se trata de uno de sus milicianos.

"Las fuerzas de ocupación irrumpieron en el suburbio de Dhanaba, se apostaron en las proximidades de Al Safa y la mezquita de Al Marwa, allanaron y registraron varios hogares de ciudadanos", detalla Wafa, que denuncia arrestos y el uso de fuego indiscriminado por parte de francotiradores israelíes.

Los campamentos de refugiados de Tulkarem son en estos momentos el punto más caliente en Cisjordania ocupada, con jóvenes armados asociados a la Yihad Islámica o a Hamás que se enfrentan a las tropas israelíes. Solo en lo que va de 2024, el Ejército israelí ha matado en la gobernación de Tulkarem a 53 personas, entre ellas milicianos pero también civiles.

Cisjordania ocupada vive su mayor espiral de violencia desde la Segunda Intifada (2000-05), y en lo que va de 2024 al menos 203 palestinos han muerto por fuego israelí, la mayoría supuestos milicianos o atacantes, pero también civiles, incluidos unos 40 menores, según el recuento de EFE, tras cerrar 2023 como el año más letal en dos décadas con más de 520 muertos.

Del lado israelí han muerto en 2024 catorce personas: doce en nueve ataques palestinos, entre ellos seis uniformados y seis civiles (cinco de ellos colonos residentes en Cisjordania); además de una soldado en Yenín en enero que detonó un explosivo con su vehículo y un policía de las fuerzas especiales, herido de muerte durante una redada en Tulkarem en mayo.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...