El PS propone al exsindicalista Laurent Berger como candidato para primer ministro

París, 10 jun (EFE).- Raphaël Glucksmann, cabeza de lista de los socialistas franceses en las europeas, en las que rozó el 14 % de votos, casi en igualdad con la lista macronista, propuso este lunes al antiguo líder sindical Laurent Berger como posible primer ministro de la izquierda en caso de victoria en las legislativas.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1987

En una entrevista al canal France 2, Glucksmann destacó que Berger responde al perfil adecuado para las elecciones del 30 de junio y el 7 de julio por ser una figura de la sociedad civil que simbolizó la lucha contra la reforma de las pensiones del presidente francés, Emmanuel Macron, en 2023, que retrasó la edad mínima de jubilación de 62 a 64 años.

A su parecer, el que hasta junio de 2023 fue secretario general de la Confederación Francesa Democrática (CFDT, el primer sindicato de Francia) "demostrará que se puede resistir al RN y encarnar la voluntad popular", destacó.

Una alusión al gran desafío que se plantea para el bloque de izquierdas en los comicios legislativos que Macron decidió adelantar tras el revés sufrido en las elecciones europeas, en las que la Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen consiguió una victoria apabullante con el 31,4 % de los votos.

Un sondeo publicado este lunes por la revista Challenges, realizado tras el anuncio de la convocatoria de las legislativas, predice una nueva victoria de la RN, con un 34 % de los votos en la primera vuelta, que en la segunda se podría traducir en una horquilla de entre 235 y 265 escaños.

Eso significaría que podría casi triplicar los 89 diputados que ha tenido en las legislatura que comenzó en las elecciones de junio de 2022, cuando obtuvo en la primera vuelta el 18,7 % de los votos, aunque no llegaría a la mayoría absoluta de 289 escaños.

De acuerdo con esa encuesta, el bloque de la izquierda, que había obtenido 131 escaños en 2022, obtendría ahora un 22 % de los votos en la primera vuelta que se podrían traducir en 115 a 145 diputados.

La mayoría macronista, por su lado, pasaría de los 249 diputados que ha tenido en los dos últimos años a una horquilla de 125 a 153 con un 19 % de los sufragios en la primera vuelta (un 25,8 % en 2022).

Pero para la izquierda, el primer paso para presentar candidaturas únicas es rehacer una coalición como la de 2022, que había saltado por los aires, y ahí los problemas son múltiples.

De hecho, Glucksmann insistió en que pone una serie de condiciones porque a su juicio "hace falta un marco claro" que tenga en cuenta que "ha habido una inversión de fuerzas", es decir, que los socialistas han pasado a ser la primera fuerza de izquierdas, cuando en 2022 era La Francia Insumisa (LFI) de Jean-Luc Mélenchon.

Entre esas condiciones, figura "el apoyo a los progresos de la construcción europea, a la reindustrialización del continente, a la Europa de la defensa, a la Unión Europea como espacio pertinente para acabar con la dependencia alimentaria, médica, industrial, energética o militar". Estos puntos discrepan con las ideas del LFI, que se sitúa en una ala más soberanista que europeísta.

El Partido Socialista participa desde esta tarde en una reunión con LFI, los Verdes y los comunistas para discutir sobre una hipotética alianza electoral.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...