Chilima, vicepresidente malauí que triunfó en política tras brillar en el sector privado

Lilongüe, 11 jun (EFE).- El vicepresidente de Malaui, Saulos Chilima, que murió con 51 años este lunes en un accidente de avión, llegó a la política en 2014 después de una exitosa carrera en el sector privado.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

Otras nueve personas murieron al estrellarse el avión militar en el que viajaban y que desapareció en un bosque del norte del país, según informó este martes el presidente malauí, Lazarus Chakwera.

Economista de profesión, Chilima era conocido por “cumplir, por ser un adicto al trabajo y por triunfar en todos los lugares donde ha estado”, según indica su carta de presentación de la web de la de la Presidencia de Malaui.

Su notable trayectoria como gestor comercial, donde ocupó altos cargos de liderazgo en empresas como Unilever y Coca-Cola, además de convertirse en 2010 en el primer malauí en dirigir la empresa de telecomunicaciones Airtel Malaui, le llevó a triunfar posteriormente en política.

Transición a la política

En 2014, Chilima, que era católico romano, estaba casado y tenía dos hijos, dio un cambio significativo en su carrera e ingresó en política.

El economista malauí, doctor en Gestión del Conocimiento por la Universidad de Bolton (Reino Unido) en 2015, se unió al Partido Progresista Democrático (DDP, por sus siglas en inglés) y se convirtió en la mano derecha de Peter Mutharika.

Su popularidad aumentó y la dupla Mutharika-Chilima ganó las elecciones presidenciales, que fueron controvertidas, con el 36,4 % de los apoyos.

Mutharika, que en ese momento se enfrentaba a cargos por traición y perjurio, se convirtió en el quinto presidente de este antiguo protectorado británico situado en el sureste de África; Chilima, en el vicepresidente.

Llegaban con el objetivo de “reconstruir el país”, según declaró Mutharika al jurar el cargo.

Su trabajo como vicepresidente destacó por su enfoque en reformas económicas y administrativas, además de abogar por una mayor transparencia, luchar contra la corrupción y ocupar varios cargos de ministro.

Pero su relación con Mutharika no fue un camino de rosas. Después de varios desacuerdos, el vicepresidente anunció en 2018 su salida del Gobierno, así como del partido, debido a un distanciamiento que deterioró su afinidad con Mutharika.

Nuevo proyecto político

Tras su salida, el exejecutivo de multinacionales fundó el Movimiento Unido de Transformación (UTM, en inglés) de cara a las elecciones de 2019, a las que concurrió como candidato presidencial.

Basó su campaña en denunciar la corrupción y proponer un programa de cambio con el fin de convencer a los votantes jóvenes, pues más de la mitad del electorado tenía menos de 35 años.

Sin embargo, sólo quedó tercero en esas elecciones, que ganó Mutharika con el 38,57 % de los votos.

No obstante, la vida le iba a brindar otra oportunidad.

Un año después de esas votaciones, el Tribunal Supremo de Malaui avaló la decisión del Constitucional de anular los comicios del 21 de mayo de 2019 que dieron la reelección al presidente, Mutharika, por irregularidades, y convocó nuevas elecciones.

Estos comicios repetidos marcaron un hito en la carrera política de Chilima, que formó la coalición Alianza Tonse con el principal opositor entonces -y actual presidente del país-, Chakwera, jefe del Partido del Congreso de Malaui (MCP).

Con un Mutharika desgastado y cuestionado por el supuesto fraude electoral que obligó a repetir las elecciones, Chakwera y Chilima lograron derrotar al DPP, cuyo resultado se tradujo en la Presidencia para el primero, y la Vicepresidencia para el segundo.

En noviembre de 2022, Chilima se vio envuelto en una gran operación de investigación de la Oficina Anticorrupción del país que llevó a su arresto por presuntamente recibir cerca de 300.000 dólares en sobornos de un empresario para conseguir contratos multimillonarios con el Gobierno.

Sin embargo, un tribunal de Malaui retiró el pasado mayo los cargos contra Chilima.

El vicepresidente será recordado como una figura central en la política de Malaui, y su trayectoria desde el sector privado hasta los más altos niveles del Gobierno demostró su capacidad para liderar e impulsar cambios en uno de los países más pobres del mundo.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...