El Gobierno eslovaco insiste en su rechazo a las nuevas normas internacionales de salud

Praga, 11 jun (EFE).- Eslovaquia insiste en que no ratificará la reforma de las Regulaciones Internacionales de Salud (IHR, por sus siglas en inglés) acordada recientemente en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

"Es necesario rechazar" las IHR, subrayó el ultranacionalista Peter Kotlar, enviado del Gobierno eslovaco a la reunión de la OMS que concluyó el pasado día 1 en Ginebra, en una entrevista publicada este martes por el diario Pravda.

Como representante de su país, Kotlar ya había dejado claro en ese foro el rechazo de Bratislava a las nuevas normas, así como al tratado sobre pandemias que se está negociando en el marco de la OMS.

Según los medios locales, Eslovaquia fue el único de los 194 Estados participantes que se desvinculó de la reforma de las IHR.

Médico de formación, Kotlar, conocido opositor a la vacunación que no siguió las instrucciones para los sanitarios durante la pandemia de la covid-19, consideró que las nuevas normas responden sobre todo a intereses de los grandes consorcios farmacéuticos.

"Es obvio que tanto las Regulaciones Internacionales de Salud aprobadas, como el actual borrador del Acuerdo sobre Pandemias, favorecen los intereses de la industria farmacéutica a costa de la soberanía de los Estados y a costa de los derechos humanos y las libertades fundamentales", señaló el político ultra.

Tras su nombramiento como apoderado del Gobierno para la revisión del proceso de gestión y gestión de recursos durante la pandemia de covid, Kotlar expresó su deseo de cooperar con la bióloga checa Sona Pekova, una científica que levantó polémica al afirmar que el virus fue creado en un laboratorio y desaparecería por sí solo al mutar.

La ministra eslovaca de Sanidad, Zuzana Dolinkova, ha apoyado a Kotlar al asegurar que su país se desvincula de los procedimientos de la OMS.

"No nos distanciamos de los procedimientos de la OMS, pero sí nos desvinculamos", precisó la ministra socialdemócrata en referencia, en concreto, a las IHR.

La oposición eslovaca ha criticado la postura del Ejecutivo.

"Eslovaquia no puede permitirse el lujo de responder a las amenazas internacionales con orgullo nacional", subrayó Peter Stachura, diputado de la formación opositora democristiana KDH.

Los países de la OMS negocian desde hace dos años un nuevo tratado con medidas que preparen mejor al mundo para afrontar futuras pandemias.

En la reciente asamblea anual de la organización decidieron darse un plazo de doce meses más para concluirlo.

Aunque de momento falta el consenso sobre el texto del futuro acuerdo, sí se logró pactar una reforma de las IHR, que también prevén medidas de coordinación en caso de crisis sanitarias a nivel mundial.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...