El partido del expresidente Zuma impugna la primera sesión del Parlamento sudafricano

Johannesburgo, 11 jun (EFE).- El nuevo partido del expresidente sudafricano Jacob Zuma (2009-2018), el uMkhonto weSizwe (Partido MK), presentó ante el Tribunal Constitucional del país un recurso para impedir la primera sesión del Parlamento elegido en los comicios del 29 de mayo y conseguir una repetición electoral.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

En una petición "extremadamente urgente" según el secretario general del Partido MK, Sihle Ngubane, y que se hizo pública este martes, la formación solicitó a la corte que "prohibiera" o "suspendiera" la celebración de la primera sesión de la Asamblea Nacional (Cámara baja), programada para el próximo viernes por el presidente del Poder Judicial sudafricano, el magistrado Raymond Zondo.

El partido argumentó que la convocatoria era "inconstitucional" y pidió al tribunal que declare que la Asamblea Nacional no puede constituirse sin al menos 350 del total de 400 diputados que la componen.

El MK hizo esta petición tras anunciar este lunes que sus 58 legisladores electos boicotearían la sesión, lo que llevó al Parlamento a cancelar sus reservas de transporte y alojamiento para acudir a Ciudad del Cabo (oeste), donde se encuentra la sede del Poder Legislativo.

Asimismo, la formación de Zuma pidió al Constitucional que ordenara al presidente del país, Cyril Ramaphosa, convocar unas nuevas elecciones en un plazo de 90 días desde la formulación de la orden.

Después de que el MK anunciara este lunes que iba a interponer esta acción legal, el Parlamento se mostró en desacuerdo mediante un comunicado donde destacó que la institución está "legalmente obligada a facilitar la primera sesión" de la Asamblea Nacional y del Consejo Nacional de Provincias (Cámara alta).

El partido de Zuma irrumpió con fuerza en las que fueron sus primeras elecciones generales el pasado 29 de mayo, al lograr un sorprendente tercer puesto con casi el 14,60 % de los votos.

Mientras, el histórico Congreso Nacional Africano (CNA), al frente del país desde la instauración de la democracia y el fin del sistema segregacionista del 'apartheid' en 1994, ganó con cerca del 40,20 % del sufragio -lo que se traduce en 159 escaños de la Cámara baja- pero perdió por primera vez la mayoría absoluta.

Así, el CNA, el partido del primer presidente negro del país, Nelson Mandela, se ha visto forzado por primera vez a iniciar negociaciones con otras formaciones para que Ramaphosa siga al frente del Ejecutivo en un segundo y último mandato de cinco años.

El pasado jueves, el mandatario reveló que el CNA invitará a otros partidos a formar un Gobierno de unidad nacional, una fórmula que prefiere por encima de coaliciones.

Ramaphosa confirmó que están manteniendo "conversaciones constructivas" con cinco partidos, incluidos la Alianza Democrática (AD, centroderecha liberal) y los Luchadores por la Libertad Económica (EFF) de extrema izquierda, que quedaron en segunda y cuarta posición, respectivamente, en las elecciones.

Aunque Ramaphosa no mencionó entonces al Partido MK, la formación aseguró ese mismo día que ha tenido contacto con la fuerza gobernante y que se reunirían "pronto" para conversar sobre pactos de gobierno y una hipotética coalición.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...